Los Duques de Cambridge piden que no se publiquen fotos no autorizadas de su hijo George

por hola.com

El palacio de Kensington ha pedido a los medios de comunicación que no publiquen instantáneas del príncipe George, el hijo de los Duques de Cambridge, no autorizadas o tomadas por fotógrafos que van "demasiado lejos" para captarlas. Esta petición la han hecho llegar a través de una carta del secretario de comunicaciones de los príncipes Guillermo y Catherine, Jason Knauf, que lamentó el "acoso" que sufre el primogénito de los Duques, de dos años, bisnieto de la reina Isabel II y tercero en la línea de sucesión de la corona británica.

VER GALERÍA

"Escribo para ofrecer una visión general de los retos actuales a los que se enfrenta el palacio de Kensington para proteger al príncipe George y a la princesa Charlotte del acoso y la vigilancia de los paparazzi", señala Knauf en la carta, en referencia también a la hija pequeña de la pareja, nacida el pasado 2 de mayo. El secretario real aseguró que, aunque la "gran mayoría" de los medios internacionales y nacionales respetan las normas, un pequeño número de ellos "se ha pasado de la raya" y ha publicado fotografías de George tomadas en "circunstancias inaceptables". Los Duques, según se explica en la carta, creen que sus hijos, como cualquier otro niño, "merecen una infancia feliz, privada y segura".

Knauf recordó que los Duques de Cambridge agradecen la colaboración de los medios que han rechazado publicar instantáneas no autorizadas de sus hijos, al tiempo que dijo que están "encantados" de haber "compartido" fotos oficiales de ellos en "los últimos meses". “A pesar de esto, los fotógrafos van cada vez más lejos para observar y vigilar los movimientos del príncipe George para capturar clandestinamente imágenes de él y venderlas a los medios internacionales que todavía están dispuestos a pagar por ellas", indicó Knauf.

El secretario puso el ejemplo de un suceso ocurrido la pasada semana que calificó de "preocupante, pero no del todo infrecuente". "Un fotógrafo alquiló un coche y aparcó en un sitio discreto frente a una área de juegos para niños. Ya de por sí protegido por las ventanas oscuras, fue más allá y colgó sábanas dentro del vehículo para crear un escondite con comida y bebida para estar todo un día de vigilancia, con la esperanza de captar imágenes del príncipe George", relató Knauf. Según su versión, la Policía encontró a ese fotógrafo metido en el maletero del coche intentado tomar instantáneas con una lente de larga distancia a través de un pequeño agujero efectuado en su escondite.

Lo que preocupa al príncipe Guillermo, cuya madre Diana de Gales falleció en un accidente de coche cuando huía de los paparazzi, y a su mujer es que no "siempre es posible distinguir rápidamente" entre "quien quiere tomar fotos y quien quiere hacer daño". Knauf insistió en que el citado incidente no es un caso aislado e incluyó en la carta una lista de casos similares ocurridos en los últimos meses.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie