La Duquesa de Cambridge vuelve al Hotel Goring donde pasó la noche antes de su boda

por hola.com

Hay números, prendas o lugares que tienen un vínculo especial con uno y que a menudo parece que se relacionan mágicamente con los momentos más maravillosos de la vida. La Duquesa de Cambridge sin duda tiene esa unión con el Hotel Goring, donde pasó la víspera de su boda con el príncipe Guillermo aquel histórico 29 de abril de 2011 y donde ha vuelto ahora embarazada de su segundo hijo por las celebraciones del 105º aniversario.

VER GALERÍA

La Duquesa vistió de primavera su avanzado embarazo de casi ocho meses. Lució para la ocasión un colorido vestido de la firma Erdem, que resaltaba su prominente tripita. Y es que el perfil de la duquesa Catherine es visiblemente más abultado desde su último compromiso en Staffordshire y West Midlands en febrero. Además, para el tiempo soleado de marzo, dejó el abrigo en el armario y lució piernas al natural. Completaron su look unos salones de color azul marino de Alexander Mcqueen y un clutch a tono de LK Bennett.

Su visita no formaba parte de sus compromisos oficiales. Según el palacio de Kensington, asistía a título privado después de recibir una invitación personal del hotel. La Duquesa acudió sola porque el príncipe Guillermo está actualmente en una gira oficial en China.

VER GALERÍA

El Hotel Goring cerró sus puertas en enero para una "renovación de diseño" con vistas a las señaladas celebraciones y volvió a abrir un mes más tarde. Era la primera vez en la historia del prestigioso hotel que dejaba el cartel de Cerrado por obras, después de haber permanecido abierto durante ambas Guerras Mundiales. La Duquesa seguramente hiciera un recorrido por el restaurado hotel Goring, que ha visto a cuatro diseñadores de interiores colaborar para rediseñar las suites, el bar y la cafetería, la terraza y el salón comedor.

La Duquesa está muy familiarizada con sus aposentos, después de haber permanecido allí las horas antes a su inolvidable Boda Real hace ya casi cuatro años. La hoy esposa del príncipe Guillwermo estuvo acompañada por sus padres, Michael y Carole Middleton, y por sus hermanos, Pippa y James Middleton, en el hotel de cinco estrellas en la víspera del enlace.

VER GALERÍA

Los invitados a la Boda Real se hospedaron en la quinta planta y la entonces Kate Middleton descubrió al mundo el secreto mejor guardado de toda boda, su famoso vestido de novia de Alexander McQueen, cuando ella abandonó el hotel con dirección a la Abadía de Westminster. Otros miembros de la realeza que se han alojado en el hotel incluyen a la Reina Madre, la reina Mary, mientras que la reina Isabel, que también se encuentra entre sus habituales visitantes, enconmendó a los pasteleros chef del Goring que hornearan el pastel de bautizo del príncipe Carlos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie