Sarah Ferguson defiende a su exmarido en un momento difícil: 'El príncipe Andrés es el mejor hombre del mundo'

Las princesas Beatriz y Eugenia pasaron sus vacaciones de Año Nuevo en el Caribe y Suiza respectivamente, al margen de las acusaciones contra su padre

por hola.com

La duquesa de York, Sarah Ferguson, ha roto la tradicional discreción que mantiene en los últimos tiempos para defender a su ex marido, el príncipe Andrés de Inglaterra, quien ha sido denunciado ante un juzgado de Estados Unidos por un presunto caso de abuso de menores. Sarah Ferguson se ha apresurado a dejar claro que el príncipe Andrés “es un hombre maravilloso; el mejor hombre del mundo”.

VER GALERÍA

La duquesa de York se encontraba estos días disfrutando de unas vacaciones en la estación de esquí de Verbier (Suiza) junto al príncipe Andrés y la hija menor de ambos, la princesa Eugenia. El duque tuvo que volver a Londres cuando estalló la polémica para preparar su defensa, mientras su ex esposa y su hija permanecieron en el resort invernal. Fue allí y mientras practicaba esquí de fondo cuando Sarah Ferguson fue preguntada por los periodistas sobre el asunto y, si bien rehuyó pronunciarse directamente sobre las acusaciones vertidas contra el príncipe Andrés, dejó muy clara cuál es su opinión sobre el padre de sus hijas: “La familia York está muy unida. Siempre hemos estado así de unidos. Él es el mejor hombre que existe. El mejor momento de mi vida fue mi boda con él en 1986. Es un gran hombre, el mejor hombre del mundo”, dijo la duquesa mostrando su apoyo al príncipe.  

La acusación contra el duque de York está contenida en el marco de una demanda presentada en una corte de Florida contra el multimillonario Jeffrey Epstein, que ya fue condenado en otra ocasión por un tema similar. El Palacio de Buckingham, en una declaración sin precedentes, se apresuró a desmentir las acusaciones: “Las insinuaciones de comportamiento impropio con menores no son ciertas”, aseguraba el comunicado.

VER GALERÍA

El príncipe Andrés y su ex esposa mantienen una excelente relación desde que se divorciaran en 1996, hasta el punto que siguen viviendo juntos en alas separadas del Royal Lodge, en Windsor, una de las residencias reales. En octubre de 2013 la duquesa de York declaró sobre su ex marido que “siempre será mi príncipe azul”. La estabilidad y la felicidad de sus dos hijas ha estado siempre por encima de sus diferencias y por ello ambos progenitores han sabido mantener esa excelente relación.

Y por ello no es extraño que estas vacaciones de fin de año las estuvieran disfrutando juntos. También les acompañaba la princesa Eugenia, gran amante del esquí, quien ha disfrutado de la compañía de algunas amigas de Londres a las que no ve tan a menudo desde que vive en Nueva York. En ese grupo de amigas se encontraba Cressida Bonas, ex novia de su primo el príncipe Harry.

Mientras Eugenia disfrutaba de los deportes de la nieve, la princesa Beatriz y su novio, Dave Clark, se encontraban al otro lado del mundo, en la isla caribeña de San Bartolomé. Ambos han disfrutado de un cambio de año más cálido que el resto de la familia, y también han estado acompañados por varios amigos, entre ellos Bee Shaffer, la hija de la editora jefe de Vogue, Anna Wintour.

Ninguna de las dos princesas de York ha hecho ninguna declaración sobre el escándalo en el que se quiere involucrar a su padre, siguiendo la pauta del resto de la Familia Real. Su prima mayor, Zara Philips, que se encuentra en Australia participando en un gran evento ecuestre en las playas de la Golden Coast, fue preguntada por los periodistas por el asunto de su tío: “No voy a contestar a eso”, fue todo lo que dijo la hija de la princesa Ana.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie