La princesa Beatriz, cada vez más presente en los actos de la familia real británica

La hija del príncipe Andrés acompañó a la reina Isabel II y al duque de Edimburgo en el 'Maudy service', un tradicional servicio religioso que se celebra cada año para reconocer la labor de las personas mayores en beneficio de su comunidad y su iglesia

por hola.com

VER GALERÍA


Isabel II de Inglaterra está celebrando por todo lo alto su Jubileo de Diamante, la conmemoración de los 60 años que la monarca lleva en el trono, y el 'Royal Maundy Service' no iba a ser menos. El tradicional servicio que celebra cada año durante el Jueves Santo y en el que visita una abadía, catedral o iglesia de Reino Unido para premiar y reconocer la labor de las personas mayores en beneficio de su comunidad con simbólicas monedas de plata, ha estado protagonizado no sólo por la multitud que recibió a la reina Isabel y a su marido, el duque de Edimburgo, sino por la atención que acaparó su nieta, la princesa Beatriz.

En los últimos meses, la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson está teniendo más presencia en los actos de la familia real británica y poco a poco ha sabido ganarse el cariño de sus conciudadanos demostrando que es una mujer de su tiempo, preparada, con metas y sueños por cumplir, y que cuenta con el cariño incondicional de su abuela. Y es que a pesar de que estamos acostumbrados a verla rodeada de glamour, muchos desconocen que la princesa Beatriz también ha invertido parte de su tiempo en atender sus responsabilidades como estudiante universitaria. Un esfuerzo que el pasado mes de septiembre se vio recompensado el día en que se graduó en Historia del Arte bajo la atenta mirada de sus padres.

El hecho de que las princesas Beatriz y Eugenia estén cada vez más presentes en los compromisos oficiales familiares, puede deberse a los rumores de los que se hicieron eco hace unos meses los medios británicos y que aseguraban que el príncipe Andrés había mantenido una conversación con su hermano, el príncipe Carlos, reclamando que sus hijas también tenían derecho a disfrutar de la misma vida 'real' que llevaban los otros nietos de la reina Isabel. "Quiere que las princesas tengan el papel que les corresponde", aseguró un amigo de la familia al Daily Mail.


Además, a su sorprendente cambio de look, ahora luce una figura más esbelta y sus estilismos son más actuales y 'chic', hay que sumarle que en el plano amoroso las cosas tampoco le van nada mal, ya que desde hace algo más de cinco años mantiene una relación estable con Dave Clark. La princesa parece haber encontrado el perfecto equilibrio en la dieta sana y el deporte, de hecho, no sólo es el único miembro de la familia real británica en completar la maratón de Londres, sino que además hace unos días formó parte de los 5.000 participantes que corrieron en la inaguración del Estadio Olímpico de Londres.

Se trata de la primera vez que Beatriz, que deslumbró con un look muy elegante en el que combinó un abrigo de color azul con un tocado con detalles florales y rejilla y guantes a juego, acompaña a la reina Isabel en solitario en un acto oficial. Abuela y nieta saludaron a todos los ciudadanos que se acercaron a la catedral de York para vivir este día tan especial y les regalaron unos bonitos ramos de flores de llamativos colores. Una vez más, demostraron que entre ellas existe una gran complicidad y durante todo el servicio, la hija del príncipe Andrés se mantuvo al lado de la soberana mientras les entregaba las bolsitas de tela en las que se encontraban las simbólicas monedas. En honor a este año de festejos tan especiales, Isabel II reconoció la labor de 86 hombres y 86 mujeres, precisamente el número de velas que soplará el próximo 21 de abril.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie