Máxima de Holanda y Matilde de Bélgica, el color de la Monarquía

por hola.com

Ayer Máxima de Holanda y Matilde de los Belgas pusieron a todo color la agenda oficial y, por extensión, la Monarquía. Los coloridos atuendos, las rutilantes sonrisas y la gama de demostraciones de afecto entre las Reinas imprimieron tono a la institución durante la inauguración de la exposición Formidable, dedicada al arte escultórico flamenco de nuestros días, que hasta el próximo 20 de agosto se podrá admirar al aire libre en una de las calles más conocidas de La Haya, la Lange Vorhout. Una exhibición, centrada tanto en escultores ya reconocidos -Jan Fabre o Wim Delvoye, entre otros- como en jóvenes artistas de Flandes, que alberga 35 esculturas de los más variados estilos, desde representaciones clásicas del cuerpo humano hasta piezas vanguardistas.


VER GALERÍA

Máxima de Holanda y Matilde de Bélgica, esposas y madres felices, han logrado con su esfuerzo personal convertirse en embajadoras excepcionales de sus países por todo el mundo desde sus tiempos de Princesas. La reina Máxima, desde la explosión, la alegría y la franca naturalidad, y la reina Matilde, desde la serenidad, la dulzura y la sencillez, han conquistado el corazón de sus respectivos reinos acto tras acto, comparecencia tras comparecencia, viaje tras viaje. Hoy son Reinas veneradas, respetadas, incuestionables.

Su amistad trasciende en la frecuencia de sus encuentros oficiales, pero también en su similar manera de vestir. Coinciden en actos y en conjuntos hasta el punto de que más que amigas han llegado a parecer casi gemelas en algunas apariciones conjuntas. Ayer mismamente las dos Reinas volvieron a optar por sendas creaciones de Edouard Vermeulen para la casa belga Natan. La soberana belga vistió para su nuevo vis a vis con la más grande un entallado vestido de color coral con estampado floral azul y fino cinturón, que coronó con un turbante de paja azul, obra de la sombrerera Fabienne Delvigne -otra de sus firmas compartidas-, mientras que la holandesa, que se decantó por un vestido con falda de vuelo de un rojo fresa, volvió a demostrar el arte de llevar sombrero, con una creación XXL que no pasó inadvertido para los cientos de curiosos que se acercaron a aplaudirlas mientras realizaban la visita a la exposición.


VER GALERÍA

No es la primera vez que las Reinas de Holanda y Bélgica coinciden en un acto. Su profunda amistad se ha forjado a lo largo de más de diez años, tras el matrimonio de la reina Máxima el 2 de febrero de 2002, y en este tiempo ambas han ajustado sus agendas para asistir juntas a numerosos compromisos oficiales que, como el de hoy, subrayan las buenas relaciones entre los dos países vecinos. Así, por ejemplo, en septiembre de 2009, fue la por aquel entonces princesa Máxima la que se desplazó a Bélgica para inaugurar el Museo M de Lovaina en compañía de su homóloga, mientras que Matilde de los Belgas ya acudió a la capital holandesa en 2007 para presentar junto a la aún heredera holandesa la monumental obra El arte pictórico de los Países Bajos. Además, comparten cruzada -la de ayudar a los más desfavorecidos: inmigrantes, mujeres, enfermos, niños...- y no han faltado en los acontecimientos personales -la belga amadrinó a la hija mediana de la reina Máxima, la princesa Alexia. Son distintas en algunos aspectos y, sin embargo, grandes amigas.

-Máxima de Holanda, en la alegría y en la tristeza

-Máxima de Holanda se mueve a ritmos caribeños

-Máxima de Holanda y sus tres 'mini Máximas' en el Día del Rey


VER GALERÍA

Coincidirán de nuevo, pero eso será más tarde que pronto. Tanto Máxima de Holanda como la reina Matilde afrontan un fin de curso lleno de eventos importantes. Antes de que puedan disfrutar de sus vacaciones veraniegas a ambas les esperan viajes oficiales de gran relevancia y a destinos lejanos. Así, la reina Máxima en compañía del rey Guillermo Alejandro emprenderá la semana que viene un extenso viaje oficial a Canadá y los Estados Unidos. Por su parte la reina Matilde y su esposo, el rey Felipe, desarrollarán una visita oficial a China desde el 20 al 28 de junio próximos. Nuevas citas en las que seguirán derrochando color, la savia de la Monarquía.

-Dinamarca vive el debut de una nueva generación de reyes

-Las muletas no impiden a Matilde de Bélgica reunirse con el papa Francisco en el Vaticano


VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie