Beatriz de Holanda visita cada semana a su hijo, el príncipe Friso, que continúa en coma en una clínica de Londres

por hola.com

Sigue la preocupación por el estado de salud del príncipe Friso en Holanda. Después de ser víctima de un alud de nieve mientras disfrutaba de unas vacaciones en Austria, el principe Friso, que continúa en coma, fue trasladado a un centro londinense, donde está recibiendo el mejor tratamiento posible. Por este motivo, la reina Beatriz de Holanda se desplaza cada fin de semana hasta la capital inglesa para estar al lado de su hijo, según informa el periódico De Telegraaf.

Las visitas continuas de la soberana a Londres no impiden sin embargo que Beatriz de Holanda cumpla con su agenda oficial. Según fuentes cercanas a la casa real holandesa consultadas por el diario, la reina muestra una energía admirable si bien existe preocupación en el entorno de palacio por este ajetreado ritmo de vida y las consecuencias que pudiera tener para la salud de la propia reina, de 74 años.

Desde que el pasado 17 de febrero el príncipe Friso tuviera el accidente de esquí, la Reina se ha volcado con su hijo mediano así como con la familia de éste, la princesa Mabel y las dos hijas del matrimonio, Luana y Zaria.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie