La Reina entrega la bandera a la Policía Nacional

por hola.com

El amor a la bandera se ha visto hoy en la mirada de la Reina y se ha ratificado en sus palabras: “Estoy aquí para entregar una bandera, la nuestra”, ha dicho en la solemne entrega de la enseña a la Policía Nacional, como garante de las libertades públicas y de la seguridad ciudadana. Doña Letizia se ha desplazado a la Academia de la Policía Nacional, en Ávila, y ha presidido el acto oficial apenas un mes después de que el Consejo de Ministros aprobara el Real Decreto por el que se concede al Cuerpo Nacional de Policía el uso de la insignia.

VER GALERÍA

A su llegada a la Escuela Nacional de Policía, la reina Letizia fue recibida por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Seguidamente, la soberana recibió el saludo de la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente; la delegada del Gobierno en la Comunidad de Castilla y León, María José Salgueiro; el alcalde de Ávila, José Luis Rivas; el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino, y el director adjunto operativo de la Guardia Civil, Cándido Cardiel.

Doña Letizia lucía para la ocasión otro conocido Varela de su guardarropa, el vestido blanco con cuello bebé, botonadura central y en mangas y bordado de flores negras que estrenó en la entrega del Premio Cervantes de 2012; que volvió a llevar al año siguiente con ocasión de la entrega de las Medallas de Oro al Mérito de las Bellas Artes y que por última vez vimos con motivo de la visita oficial de presentación de los nuevos Reyes a los Grandes Duques de Luxemburgo. Completaba su estilismo de esta mañana con unos salones negros de Magrit y con unos pendientes de perlas de agua dulce de Tous.


VER GALERÍA

Un atuendo repetido para poner el acento donde realmente importaba. La Reina manifestó que la entrega de la Enseña Nacional a la Policía Nacional “simboliza, sobre todo, un reconocimiento al trabajo, a menudo silencioso, de ese cumplimiento impecable de vuestra labor. Un reconocimiento al que se une Su Majestad el Rey, que me ha pedido que haga llegar a todos su enhorabuena y su afecto sincero”. Y ha subrayado: “Este país os necesita y os aprecia. Y la concesión del uso de la bandera es la expresión de ese reconocimiento. Es un estímulo de unión, compromiso y emoción para todos los que dedican su vida al servicio de España y de los españoles”.

A continuación, tras la intervención del director general de la Policía, como donante de la Bandera, comenzó la ceremonia de entrega propiamente dicha, en la que la Reina recibió la bandera desplegada de manos del director general de la Policía. Seguidamente, doña Letizia hizo entrega de la insignia al director adjunto operativo de la Policía. Una vez efectuada la entrega, con los honores establecidos en el Real Decreto y a los acordes del Himno Nacional, la enseña, con su escolta reglamentaria, se incorporó a su lugar en formación.

Después de la alocución del director adjunto operativo, del ministro del Interior y de la Reina, tuvo lugar el acto in memoriam a los policías fallecidos en acto de servicio, donde un tenor, miembro del Cuerpo Nacional de Policía, interpretó La muerte no es el final, al compás del cual el piquete policial acompañado por la banda sinfónica de la Policía Nacional portó una Corona de Laurel, dando por terminado el acto.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie