Así han vivido la princesa Leonor y la infanta Sofía el desfile

La última vez que vimos a las niñas fue el pasado verano en Mallorca

por hola.com

Leonor y Sofía se han convertido en las grandes protagonistas del desfile de la Fiesta Nacional. La princesa de Asturias y su hermana han seguido las celebraciones del 12 de octubre con la curiosidad propia de su edad, pero sin olvidarse del protocolo. Las hijas de los Reyes se desenvuelven con mucha naturalidad en este tipo de actos y no titubean en ningún momento. Además, Leonor y Sofía se están haciendo cada vez más mayores y eso se nota en su saber estar.

PINCHA AQUÍ PARA ACCEDER A LA GALERÍA

VER GALERÍA

El próximo 31 de ocubre, la princesa de Asturias cumplirá 10 años, mientras que su hermana aún tiene ocho. Una diferencia de edad casi imperceptible físicamente, están las dos casi igual de altas, pero que sí se ha notado en cuanto a comportamiento. Sofía se ha mostrado mucho más espontánea que Leonor, sobre todo, cuando ha visto a la cabra de la Legión. Lenor y Sofía, que iban peinadas igual pero con vestidos diferentes, están muy unidas y se llevan de maravilla. También se llevan muy bien con sus padres y tienen mucha complicidad con su madre, la reina Letizia, que siempre está pendiente de ellas.

- Del primero al último: Los 'looks' del 12-O de la Reina

Los Reyes han presidido el desfile militar con motivo del 12 de octubre acompañados de sus hijas, la princesa de Asturias y su hermana, la infanta Sofía. Se trata del segundo desfile militar que Felipe VI preside como Rey, aunque es el tercero que preside, ya que en 2013 lo hizo como príncipe de Asturias en sustitución del rey Juan Carlos, quen estaba convaleciente de una operación. Este año tampoco han estado presentes ni él ni doña Sofía.

- Los Reyes presiden el desfile de la Fiesta Nacional junto a sus hijas

- Los Reyes reciben a casi 2.000 personas en Palacio

Una vez concluido el desfile, los Reyes y sus hijas han abandonado la tribuna. Tras despedirse de las autoridades, doña Letizia ha acompañado a la princesa de Asturias y la infanta Sofía al coche, para después subirse ella con don Felipe en el Rolls-Royce que les llevaría al Palacio de Oriente. Allí han ofrecido una multitudinaria recepción a más de 1.500 invitados, a la que ya no han llevado a sus hijas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie