El Panteón Real de El Escorial, última morada de Reyes, Príncipes e Infantes de España

Los restos mortales de Carlos de Borbón-Dos Sicilias, primo del rey Juan Carlos, descansarán en el Panteón de los Infantes, después de permanecer 25 años en el Pudridero del Monasterio de San Lorenzo como es tradición

por hola.com

Todos los Reyes de España desde Carlos I -con contadas salvedades- y un centenar de Infantes reposan en el Panteón Real del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial en su último descanso. Allí, entre filigranas y oropeles, yacen los monarcas Carlos I (nominado como V), Felipe II, Felipe III, Felipe IV y su primera esposa, Isabel de Borbón, por su atención a la construcción del mausoleo; Carlos II, Luis I, Carlos III, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II y el Rey consorte Francisco de Asís, Alfonso XII y Alfonso XIII, así como las reinas madres de reyes. Excepciones han sido las justas: Felipe V, que recibió sepultura en la Colegiata del Real Sitio de La Granja de San Ildefonso junto a su segunda esposa, Isabel de Farnesio, y su hijo Fernando VI, que fue enterrado según su deseo con su esposa Bárbara de Braganza en el convento de las Salesas Reales.

VER GALERÍA

Actualmente en el Panteón de Reyes quedan dos sepulturas sin ocupar, pero con ocupantes ya asignados: los padres de don Juan Carlos, don Juan de Borbón y doña María de las Mercedes, cuyos restos mortales se encuentran en el Pudridero de Reyes, donde siguiendo la tradición han de permanecer 25 años antes de su definitivo traslado al Panteón. El último entierro permanente fue el de la reina Victoria Eugenia que, aunque falleció en 1969 en Lausana (Suiza), cumplió el plazo en 2011, debido a que sus restos fueron repatriados en 1985. Una vez que los cuerpos de los Condes de Barcelona se encuentren en sus sepulcros, el Panteón de Reyes estará completo, a menos que se realice una ampliación.

Don Carlos en el Panteón de los Infantes
Hoy en una centenaria ceremonia los restos de Carlos de Borbón-Dos Sicilias, Infante de España por expreso deseo del rey Juan Carlos, serán depositados en el Pudridero de los Infantes, donde permanecerán los 25 años estipulados. Allí se encuentran también los cuerpos de los Infantes don Jaime de Borbón, don Luis Alfonso de Baviera y Borbón y doña Isabel Alfonsa de Borbón y Borbón. Después el infante Carlos ocupará su lugar, el que le pertenece por su condición y por deseo del Rey, aunque en vida quiso que lo enterraran en un convento de Ciudad Real, y tomará descanso eterno entre los mármoles blancos del Panteón de los Infantes, destinado a príncipes, infantes y reinas que no fueron madres de reyes, en el que todavía quedan 24 tumbas vacías. Los últimos entierros permanentes fueron los del infante Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, padre de don Carlos, y del infante Alfonso de Borbón y Borbón, hermano de don Juan Carlos, tras su repatriación, ya que falleció en 1956 en Estoril (Portugal).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie