Los Reyes se sientan en el trono de Leyre por primera vez como soberanos

Don Felipe y doña Letizia han hecho entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2015 al ensayista, historiador y erudito Ramón Andrés González-Cobo, al que han felicitado también en nombre de Leonor, actual Princesa de Viana

por hola.com

La última vez que don Felipe y doña Letizia ocuparon los tronos del Monasterio de San Salvador de Leyre lo hacían como Príncipes de Asturias y Viana, en las vísperas de convertirse en Reyes de España, días después de que don Juan Carlos hubiera hecho pública su decisión de abdicar la Corona de España y poner fin a su reinado. La expectación era total. Porque en aquella entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura los Príncipes y grandes protagonistas del relevo asistían a su primer acto oficial juntos como inminentes Reyes.

VER GALERÍA

Hoy don Felipe y doña Letizia han vuelto al corazón de Navarra como Reyes de España y han ocupado por primera vez el trono de Leyre como soberanos para hacer entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2015, que en esta ocasión ha recaído en el ensayista, historiador y erudito Ramón Andrés González-Cobo, en reconocimiento a su actividad en diversos campos de la cultura, la promoción y edición de colecciones, libros y revistas, su faceta como cantante y musicólogo, así como también por la elaboración de libros sobre ensayo, poesía y la traducción de obras de diversos autores.

La climatología ha obligado a trasladar la celebración del patio de la hospedería, donde inicialmente estaba prevista, al interior del monasterio, que ha reunido a las principales autoridades navarras, además del Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. Los Reyes, que han vuelto a poner en valor la cultura en la ceremonia de hoy, han distinguido a Ramón Andrés González-Cobo entre sonrisas y aplausos con un premio, dotado con 25.000 euros financiados por el Gobierno de Navarra, que cumple 25 años de vida y que desde 1993, y de forma ininterrumpida, ha sido entregado por don Felipe, y desde 2004, año de su matrimonio, acompañado por doña Letizia.

VER GALERÍA

El premiado ha agradecido este "regalo" en un discurso en el que ha alertado del "progresivo desmantelamiento" de la cultura y ha pedido "ayuda" para quienes como él buscan desde este ámbito una sociedad más "reflexiva, serena y adulta, menos especuladora". También el Rey, en su discurso, ha hecho un llamamiento para proteger la cultura: "Debemos consolidar la cultura como un elemento esencial de nuestra vida en común. Debemos valorarla y cuidarla en todos sus aspectos, desde la educación más temprana, hasta su consideración social más amplia y rotunda; desde la investigación histórica o técnica, hasta el fomento de la sensibilidad artística y la potenciación de nuevos ámbitos con facilidades para su propagación e integración. La cultura resalta en nosotros los aspectos más nobles y elevados del ser humano y nos ayuda a crecer individualmente como personas y colectivamente como comunidad, potenciando el disfrute y el afán creativo, y arraigando además valores universales como la solidaridad, el respeto, la libertad y la paz".

Don Felipe ha recordado los méritos que han hecho al galardonado acreedor de premio y le ha felicitado también en nombre de Leonor, "la actual princesa de Viana". Ha resaltado de él su "sabiduría", en la que conjuga "con natural prestancia" ciencias y letras, y su "modestia personal", así como una "personal exposición en la que las ideas y los datos se mezclan para penetrar, con precisión quirúrgica, en la complejidad de la vida real". "Creo sinceramente que las ideas de Ramón Andrés, fraguadas por un conocimiento profundo y una sopesada reflexión, así como las de otros creadores, científicos e investigadores, nos van a ser muy útiles para labrar, conjuntamente, un futuro mejor".

El Rey ha expresado por último su satisfacción de volver a la Comunidad foral: "La Reina y yo nos sentimos muy honrados y agradecidos por compartir durante tantos años, y en este lugar tan emblemático de Leyre, la fiesta de la cultura de esta tierra, símbolo del futuro de esperanza e ilusión que todos deseamos para Navarra y para toda España".

VER GALERÍA

Tras la conclusión de la entrega del premio, los Reyes junto a los miembros del Gobierno de Navarra y los presidentes de la Comunidad foral y del Parlamento, se han trasladado a la iglesia abacial, en donde asistirían al homenaje a los Reyes de Navarra, consistente en un responsorio solemne presidido por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, y concelebrada por el abad y los sacerdotes de la comunidad benedictina del monasterio. Don Felipe ha depositado ante el arca neogótica de madera que custodia los restos de los reyes una corona de flores con la leyenda "Sus majestades los Reyes". A continuación don Felipe y doña Letizia han mantenido un encuentro privado con el premiado y su familia y, posteriormente, con el resto de invitados.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie