El histórico discurso del rey Felipe, ante la mirada orgullosa de doña Letizia

En su intervención en la Asamblea Nacional francesa, el Rey aludió a la unidad de Europa y a la defensa de la democracia frente al terrorismo: 'Digamos alto y claro a los asesinos: no nos doblegarán, no nos vencerán, jamás nos harán renunciar a lo que somos'

por hola.com

Después de que la ciudad de las luces desplegara toda su elegancia en la cena de gala que se celebró en el Palacio del Elíseo en honor de don Felipe y doña Letizia, esta mañana los soberanos han amanecido con una agenda repleta de actos.

VER GALERÍA

Sin duda el de mayor relevancia ha sido la visita que han hecho a la Asamblea Nacional francesa, en torno a las tres de la tarde, que quedará inscrita ya para siempre en la historia de esta cámara. Y es que sólo en ocasiones excepcionales se ha permitido a una personalidad extranjera dirigirse a los diputados desde la tribuna de oradores (apenas han sido una veintena). El rey Felipe ha dicho en su intervención que “españoles y franceses, franceses y españoles, son compatriotas europeos”. Ha defendido una Europa más unida y próspera que evite la confrontación de tiempos pasados y ha destacado además los valores democráticos frente al terrorismo. “Digamos alto y claro a los asesinos: no nos doblegarán, no nos vencerán, jamás nos harán renunciar a lo que somos”.

VER GALERÍA

“Una Europa unida es condición necesaria para el progreso y el bienestar de nuestras sociedades, y para superar y eludir el declive, la debilidad, la fragmentación e incluso la confrontación que, en otros tiempos, llevaron a nuestros pueblos a los momentos más oscuros de la historia europea” dijo. Habló además de la necesidad de apostar por un modelo económico más ecológico y también de proteger el medio ambiente.

VER GALERÍA

"Allá donde miremos y persistan la pobreza, la injusticia, la negación del derecho elemental a la educación o a la salud de la infancia, o a la violación de los derechos de las mujeres, Francia y España sabrán responder poniéndose del lado de los más necesitados y de los más débiles. Es nuestra vocación, es nuestra convicción", concluyó el Rey. Al finalizar su discurso, toda la cámara se puso en pie para ovacionarle, aplausos que se prolongaron durante más de un minuto y a los que se sumó una orgullosa doña Letizia.

Los Reyes han comenzado la segunda jornada de su viaje con una emotiva visita al Ayuntamiento de París, donde han inaugurado el “Jardin des combattants de ‘La Nueve’, libérateurs de l’Hôtel de Ville de París le 25 août 1944. El enclave bautizado con este nombre pretende rendir homenaje a la primera compañía militar que entró en el París ocupado, y de la que formaban parte republicanos españoles. Tras descubrir una placa conmemorativa, la alcaldesa Anne Hidalgo, de origen español, se ha reunido con ellos y les ha agasajado en un acto institucional en el consistorio, donde Felipe VI ha pronunciado unas palabras.

VER GALERÍA

"Este jardín será símbolo de la libertad y la tolerancia, dos de las grandes señas de identidad de París que han atraído a lo largo de décadas a algunos de mis compatriotas más destacados", declaró después ante numerosos invitados convocados en el Salón de Fiestas del Ayuntamiento. El jefe del Estado recordó así a grandes artistas españoles como Picasso, Dalí, Albéniz, Falla, Baroja, Machado, Unamuno, Arrabal o Buñuel, acogidos "como hijos propios", aseguró, por París y los cuales "han contribuido a hacer grande a esta ciudad".

VER GALERÍA

La alcaldesa Anne Hidalgo, a quien se vio muy emocionada en el momento en que descubrió la placa con los Reyes, alabó la "amplitud de miras" y la "personalidad" de Felipe VI. "Usted es el rostro de esa España joven, reconciliada, que ha pasado la página de sus horas oscuras y que el pueblo de París acoge hoy con los brazos abiertos", manifestó en su discurso, y añadió: "No sólo lo dice la alcaldesa, sino la republicana educada en el recuerdo de los republicanos; usted es, junto a la reina Letizia, el rostro de una España libre y unida, es la razón por la cual vuestra presencia significa tanto para París".

VER GALERÍA

A continuación, don Felipe y doña Letizia, que volvió a lucir su corte bob extraliso y estaba radiante con una sahariana y falda lápiz en bouclette stretch blanca de Felipe Varela, se trasladaron al Palacio Petit Luxembourg, residencia del Presidente del Senado, Gèrard Larcher, con quien don Felipe mantuvo un encuentro. Al mediodía, los soberanos visitaron el Palacio de Matignon, donde a las 13:00 horas acudieron a un almuerzo ofrecido en su honor por el Primer Ministro de la República Francesa, Manuel Valls, que estuvo acompañado de su mujer, Anne Gravoin.

Para esta visita, la reina Letizia se cambió de outfit y pasó del blanco al rojo español decantándose por un traje de chaqueta y falda y un abrigo de llamativo estampado en blanco y negro, a juego con su original cartera de mano y zapatos de tacón. Anne, por su parte, lució un look más veraniego con un vestido blanco con falda tableada y escote cruzado, sandalias de plataforma y bolsito de asas negro.

VER GALERÍA

Hacia las 14:30 horas han visitado el Hôtel de Lassay, sede del Presidente de la Asamblea, Claude Bartolone, con quien se ha reunido el Rey. Ya por la tarde, hacia las 18:30 horas, está prevista en la Sala Debussy del Hotel Intercontinetal una reunión con la Directora General de la UNESCO, Irina Bukova. La jornada finaliza con una recepción a la colectividad española, unos 400 españoles residentes en el país, en la residencia de la Embajada de España en Francia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie