La reunión de la infanta Cristina y el rey Juan Carlos en Barcelona

Se vieron durante unos 45 minutos en el Real Club Náutico de la Ciudad Condal

por hola.com

La infanta Cristina ha regresado esta semana a Barcelona con su marido Iñaki Urdangarin, donde han tratado asuntos relativos a la venta de su casa de Pedralbes. Tal y como comentó el abogado de la Infanta, Jesús María Silva, la venta del palacete se ha tenido que retrasar por “circunstancias judiciales y extrajudiciales, incidencias procesales y recursos a resolver”. Se refería así al recurso que interpuso Manos Limpias contra la autorización de la venta del palacete por parte del juez Castro, que ha obligado a retrasar la operación.

VER GALERÍA

Fuentes de la inmobiliaria que gestiona la venta de la residencia de la Infanta e Iñaki Urdangarin han explicado a Europa Press que la parte compradora de la casa y ellos han alargado “de mutuo acuerdo” el plazo para formalizar la compra, que sigue en pie (operación que ya está encarrilada con un precio de 6,9 millones de euros).

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin aplazan dos meses la venta de su residencia de Pedralbes

Castro permite la venta del chalé de la infanta Cristina y Urdangarin en Pedralbes por 6,9 millones

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin ultiman la venta de su residencia de Pedralbes

Además de ocuparse de estos asuntos durante su estancia en la Ciudad Condal, doña Cristina se encontró son su padre, el rey don Juan Carlos, una reunión que duró cerca de 45 minutos tal y como informa Europa Press. Este encuentro tuvo lugar el martes en el Real Club Náutico de Barcelona, donde don Juan Carlos, que llegó ese mismo día en AVE desde Madrid, había estado almorzando en compañía de algunos amigos. Fue después cuando se produjo el encuentro entre padre e hija, que se marcharon por separado cuando terminó la reunión.

El abogado de doña Cristina apuntó este miércoles que cree que la Infanta no se encuentra ya en la capital catalana, aunque tampoco podía descartarlo. “No estamos todo el día siguiendo sus movimientos” apuntó.

El juez Castro levantó el embargo existente sobre el palacete de Pedralbes para que se pudiera vender, siempre que la Infanta ysu marido asumieran formalmente la condición de consignar en el juzgado los 2,3 millones que obtendrán tras cancelar la hipoteca pendiente y abonar gastos de la compraventa y deudas fiscales. Sobre los Duques de Palma, que serán juzgados por diversos delitos en el caso Nóos, pesan fianzas de responsabilidad civil de 13,6 millones de euros, en el caso de Urdangarin, y de 2,7 millones de euros para la infanta Cristina.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie