Iñaki Urdangarín despide a su padre arropado por la infanta Cristina y sus hijos

Le dieron el último adiós en una íntima ceremonia celebrada en la Basílica de San Prudencio de Armentia (Vitoria)

por hola.com

VER GALERÍA


Iñaki Urdangarín y toda su familia están viviendo uno de los momentos más duros de su vida y por ello, doña Cristina hizo todo lo posible por llegar a España cuanto antes para arropar a su marido tras el duro revés que recibió el pasado jueves, cuando conoció la triste noticia de que su padre, que se encontraba enfermo desde hacía tiempo, había fallecido debido a que su estado se agravó en las últimas horas.

La hija de los Reyes llegó a primera hora de la mañana de este sábado a España para asistir al funeral que se celebró hacia las 20:00 horas de la tarde en la Basílica de San Prudencio de Armentia, en Vitoria, en memoria del padre de su esposo, Juan María Urdangarin, que falleció este jueves. La infanta Cristina llegó a Barajas con sus cuatro hijos en un vuelo directo desde Washington, que aterrizó en Madrid sobre las 08:00 horas.

VER GALERÍA


El último adiós al industrial vasco se celebró en la pequeña Basílica de Armentia (Vitoria) con una misa oficiada por el párroco de esta localidad, a la que asistiero también representantes del PNV, partido al que estuvo vinculado el padre del duque de Palma, de la Caja Vital, entidad de la que fue presidente, y de la Cámara de Comercio de Álava.

La infanta Cristina y su marido llegaron a las inmediaciones del templo románico a las 19:45 horas en un coche con sus cuatro hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene, al igual que la viuda, Claire Liebaert, que llegó de la mano de una hija y de otro familiar. Minutos más tarde entró en la basílica el abogado de Iñaki Urdangarin, Pascual Vives, que acudió en solitario. Mientras en el interior la familia vivía sus momentos más difíciles al dar su último adiós a Juan María Urdangarin, en el exterior del templo se congregaron centenares de ciudadanos que quisieron mostrarle todo su apoyo y esperaron a que acabara la misa.

VER GALERÍA


El funeral discurrió también en un ambiente familiar y recogido, al igual que la incineración de los restos mortales del padre de Iñaki Urdangarín que tuvo lugar durante la tarde del viernes en la más estricta intimidad en un tanatorio de Vitoria, donde vimos a la viuda Clara Liebaert, el duque de Palma y sus seis hermanos visiblemente afectados. El marido de la infanta Cristina y su familia recibieron una visita muy esperada que, sin duda, les ayudó a sobrellevar estos difíciles momentos, la de la reina Sofía y la infanta Elena, quienes tras llegar al domicilio familiar para expresarles sus condolencias, regresaron de nuevo a Madrid.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie