Dos reinas en seis siglos

por hola.com

Los orígenes históricos del reino danés se pierden en las leyendas escandinavas que relatan las aventuras de cazadores nómadas, labradores y conquistadores para los que, incluido el Imperio romano, Dinamarca era un país lejano y misterioso.

Se afirma por ello que la dinastía danesa es la casa reinante más antigua de Europa ya que, sin interrupciones, se ha perpetuado desde Gorm, El Viejo -reinó hacia el 900-; Harald I, Diente Azul, -convirtió a su pueblo al cristianismo-; Sven I -conquistó Inglaterra en el año 1013-; Canuto... Valdemar I, El Grande, en 1157, que fundó la dinastía y llevó a Dinamarca a uno de los momentos de mayor apogeo.

Mil años de historia, desde Gorm, El Viejo mencionado por primera vez en 936, hasta la reina Margarita II que llegó al trono en 1972. Sumando, cuarenta y nueve reyes y dos reinas.

Un mismo nombre para dos Soberanas
La primera, Margarita I de Dinamarca (1353-1412), hija de Valdemar IV, y esposa de Haakon VI de Noruega, se convirtió en Reina de Dinamarca y Reina nominal de Noruega a la muerte de su hijo Olaf II, en 1387.

Aprovechando las discordias en el seno de nobleza, Margarita utilizó sus tropas para controlar las ciudades y fortalezas estratégicas y forzó a los suecos y noruegos a retirarse a Dinamarca. En 1388 fue nombrada reina de Noruega y al año siguiente, 1389, le ofrecieron el trono de Suecia, tras vencer al Rey y hacerlo prisionero. En 1397 forjó la Unión de Kalmar para anexionar las tres coronas bajo su reino convirtiéndose, de esta forma, en el soberano más poderoso de la historia escandinava. Buen ejemplo había tenido, no obstante, en su antepasada la reina Thyra -no se había creado la dinastía- que, alrededor del año 890, y en ausencia de su esposo, el rey Gorm, reinó en Dinamarca y lideró sus ejércitos contra los germanos que invadieron su territorio. Para ello, construyó la gran muralla de Danneverke, la mejor defensa de los daneses durante siglos.

Desde su reinado entre 1353 y 1412 ninguna otra mujer había ocupado el trono danés hasta que, contra todo pronóstico, Margarita II, fue proclamada princesa heredera a los 13 años.

Los Reyes Federico de Dinamarca(1899-1972), casado con Ingrid de Dinamarca (1910-2000), hija del rey Gustavo IV Adolfo de Suecia y de la princesa británica Margaret de Gran Bretaña que habían temido por el futuro de su dinastía -eran padres de tres princesas: Margarita, Ana María y Benedicta- respiraron aliviados cuando la ley sucesoria danesa de aquella época, según la cual las mujeres no podían acceder al trono, fue abolida. El 14 de enero de 1972 falleció Federico IX y Margarita fue proclamada Reina.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie