Matilde de Bélgica estrena una tiara de la recordada reina Fabiola

La soberana lució por primera vez durante una cena de gala en Polonia la conocida diadema Wolfers, que fuera propiedad de la esposa del rey Balduino y, hasta el momento, solo utilizada por ella

por hola.com

Siempre se ha dicho que Fabiola de Bélgica no sólo sentía enorme cariño por su sobrino sino también por su mujer, hoy Reina de los Belgas. Y anoche, durante su visita de Estado de dos días a Polonia, pudimos comprobar que nunca fueron más ciertos los comentarios. Como demostración del afecto que siempre se tuvieron tía y sobrina, pasado un prudencial tiempo de duelo de diez meses desde el fallecimiento de la querida y siempre recordada reina Fabiola, la reina Matilde estrenó una de sus más preciadas joyas durante una cena de gala en el Palacio Presidencial polaco.

VER GALERÍA

Lució por primera vez durante este ágape la conocida tiara Wolfers, que fuera propiedad de esposa del rey Balduino. Hasta el momento, la diadema sólo había sido utilizada por ella, ya que fue creada expresamente para la antigua soberana por la prestigiosa joyería bruselense Wolfers. La reina Fabiola la recibió en 1960 como regalo de bodas de manos de los representantes de la industria del diamante de Amberes. Pese a ser una pieza relativamente pequeña, contiene más de 200 diamantes incrustados. Es conocido que la Wolfers fue una de sus favoritas y que la lució repetidamente a lo largo del reinado de su esposo, a veces como collar o incluso como diadema. Hasta anoche, no se sabía que la reina Matilde hubiera heredado de su tía política esta valiosísima joya.

También de la soberana, fallecida en diciembre de 2014, eran los pendientes de perlas y diamantes que llevó la reina Matilde durante el banquete. No así el collar (convertible en tiara), conocido como Guirnalda brabante, que pertenece a la colección personal de la actual Reina. Esta pieza fue un obsequio de un grupo de aristócratas belgas a la soberana con motivo de su matrimonio con el por aquel entonces Heredero en 1999. El origen de este collar-tiara se encuentra en tierras británicas, una vez que fue creado por la firma inglesa Hennel & Sons en 1912. La Reina lo ha utilizado en numerosas ocasiones a lo largo de los años.


VER GALERÍA

Cabe pensar que la reina Matilde podría haber recibido de la reina Fabiola otras de sus extraordinarias joyas, como la llamada tiara Española, que recibiera como regalo de matrimonio por parte del General Franco y la esposa de éste, Carmen Franco; la tiara de las nueve provincias, regalo que recibiera la reina Astrid al cumplir 19 años y que más tarde pasaría a su nuera, la reina Fabiola, por su enlace, o su espectacular colección de aguamarinas.

Está previsto que la reina Matilde desarrolle durante este viaje oficial varias actividades al margen de su esposo, algo poco frecuente en este tipo de viajes de la Casa Real belga. Así la reina Matilde visitó junto a la esposa del Presidente polaco, Agata Kornhauser-Duda el Museo de Chopin de Varsovia. Pero es que esta visita no es una más para la reina Matilde, ya que tiene, además, un componente sentimental importante dado que su madre, la condesa Anne Komorowska, nació en Polonia en 1946, tierra que abandonaría al llegar al poder los comunistas.


VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie