hisahito-japon-g3

Hisahito de Japón 'enfoca' el futuro en su 14º cumpleaños

Es segundo en la línea de sucesión al trono del Crisantemo tras su padre, el príncipe Akishino

por Martín Álvarez C.

Naruhito de Japón es el nuevo Emperador desde el pasado abril, pero su única hija, la princesa Aiko, no es la Heredera desde ese mismo instante y no compartirá el aniversario del relevo al trono con él, a diferencia de nuestra princesa Leonor con Felipe VI y las demás Princesas herederas de Europa (Elisabeth de los belgas con el rey Felipe, Amalia de Holanda con el rey Guillermo Alejandro y las que hayan de venir cuando llegue el momento de la coronación de sus padres). Todavía impera la ley sálica en el país del Sol Naciente, que impide reinar a la primogénita del soberano en favor de los descendientes masculinos de la dinastía, aun cuando los varones compartan con el cabeza de la Familia Imperial distinto, y por tanto inferior, grado de parentesco.

VER GALERÍA

Con dos 'buffets' y rodeado de 750 invitados: Akishino de Japón se convertirá en heredero

Encuentran dos cuchillos en el pupitre del colegio de Hisahito de Japón

Hisahito de Japón, el Príncipe desconocido que un día será Emperador

Como si el mismo kimono complicara avances más rápidos, las cosas de palacio van más despacio en la Corte Imperial que en ninguna otra, pero van al fin y al cabo. Así que no resulta descabellado considerar un futurible cambio en la vigente ley en materia de sucesión, que permita reinar al legítimo Heredero independientemente de su género, siguiendo tan solo el orden regular de primogenitura. No sería la primera vez que se modificaría sensiblemente el marco legal de la Corona, ya que el Gobierno nipón aprobó en 2017 la norma que permitió abdicar al anterior emperador Akihito en una renuncia histórica, la primera en 200 años. Pero, hoy por hoy, el primero y el segundo en la línea sucesoria japonesa son los príncipes Akishino e Hisahito, hermano y sobrino del actual Emperador, y mientras no se produzca la reforma pertinente serán los sucesores.

VER GALERÍA

Como representantes de la Corona, se deben al país en toda ocasión que la Casa Imperial les requiera y centran la atención de los medios de comunicación en los momentos claves de su vida. El príncipe Hisahito ha protagonizado una serie de retratos oficiales, en compañía de su padre, el príncipe Akishino, para marcar como le corresponde a un miembro de la Familia Imperial de su rango su 14.º cumpleaños, que tuvo ocasión el pasado domingo, 6 de septiembre. El joven Príncipe de Japón, único nieto varón de Akihito y Michiko, los predecesores en el Trono del Crisantemo, enfocó su futuro ahora sí como heredero del Heredero, cámara en mano, en un apacible paseo por los jardines de su residencia en Tokio, un agradecido escenario por otra parte en los tiempos del coronavirus.

El príncipe Hisahito, que durante la sesión fotográfica atendía con interés las lecciones de su padre sobre fotografía, sobre la naturaleza o sobre sus futuras obligaciones, quién sabe, nació dando muestras de su fortaleza en una clínica privada de Tokio, dos semanas antes de lo previsto, en un parto por cesárea, ya que a su madre, la princesa Kiko, le fue diagnosticado placenta previa, lo que puede provocar un sangrado grave durante el embarazo y en el alumbramiento. Su cordón umbilical fue donado al Banco de Cordones Umbilicales de Japón, para su uso público. El príncipe Hisahito, el virtuoso si quiere hacer honor a su nombre, tiene dos hermanas mayores, la princesa Mako, de 28 años, y la princesa Kako, de 25; ha sido el primer miembro imperial en romper la tradición y asistir a otra escuela que no fuera Gakushūin -cursa segundo año de secundaria en Ochanomizu-, y al igual que su prima, la princesa Aiko, ha recibido graves amenazas en el colegio. Otro asunto, el bullying, en el que también ha puesto el foco.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie