salma

Las esperadas imágenes de Lalla Salma con sus hijos después de dos años sin ser fotografiados juntos

Hasta ahora ha sido casi misión imposible fotografiar a la exmujer del rey Mohamed

por hola.com

Mucho se ha dicho sobre la nueva vida de Salma de Marruecos tras su separación. En marzo de 2018, hace ahora año y medio, varias fuentes cercanas a la Casa Real de Marruecos confirmaron a ¡HOLA! el divorcio entre Mohamed VI, de 54 años, y lalla Salma, de 39, después de 16 años de matrimonio y dos hijos en común, el príncipe Moulay Hassan y la princesa Khadija. Desde entonces ha sido casi misión imposible fotografiar a la madre del Heredero, lo que se interpretó en un principio como un retiro impuesto por la Casa Real marroquí en el que pesaba la prohibición de salir del reino con sus hijos a fin de evitar una posible huida.

VER GALERÍA

Lalla Salma, fotografiada en Nueva York por primera vez tras su divorcio

El abogado del rey Mohamed VI desmiente que Lalla Salma tenga restricciones sobre sus hijos

Salma de Marruecos reaparece después de más de un año de ausencia

Nada menos real. El proceso de divorcio ha sido más tranquilo de lo que se han empeñado en hacer ver muchos medios de comunicación internacionales, que han obligado al extinto matrimonio a salir al paso de los rumores y a difundir el pasado mes de julio un comunicado conjunto para desmentir algunas de las equivocadas informaciones sobre la situación. Las esperadas fotografías de lalla Salma y sus hijos después de dos años sin ser fotografiados juntos llegan apenas dos meses después de la nota oficial y son la prueba gráfica de que mucho de lo publicado hasta el momento no se ajustaba a la realidad.

Las instantáneas de la exmujer del Rey de Marruecos junto a sus dos hijos en Nueva York salieron la semana pasada en el diario digital marroquí Goud. Los tres aparecen saliendo del hotel durante una breve escapada en la que, eso sí, les acompañaban en todo momento un equipo de seguridad. Estas imágenes no son un caso aislado. Salma de Marruecos también hace vida social en casa, tal y como ha trascendido en otras fotografías tomadas al salir del Hotel Royal Mansour, en Marrakech. Radiante, con un chaleco burdeos y complementos a tono, aparece junto al director general del hotel, Jean-Pierre Chaumard. También se la vio pasear junto al productor de eventos marroquí Richard Attias, marido de Cecilia Ciganer Albéniz, ex de Nicolas Sarkozy.

VER GALERÍA

No es la primera vez que Lalla Salma abandona Marruecos y lo hace en compañía de sus dos hijos, pese a aquellas informaciones que apuntaban a todo lo contrario. Si bien es cierto, en la anterior ocasión, en la que viajaron a Grecia el año pasado, no llegaron a ser fotografiados. En realidad, la exesposa de Mohamed VI no había vuelto a ser inmortalizada por las cámaras desde abril de 2018. Entonces se dejó ver en la plaza más concurrida de Marrakech y, diez días después, en una visita a un centro oncológico de la fundación que lleva su nombre. Ejemplos todos ellos de que lleva una vida tranquila y discreta. Aunque en sus escasas apariciones, tanto dentro como fuera de Marruecos, sigue recibiendo el trato y los honores propios de una princesa, rango que mantendrá de por vida por ser la madre del Heredero, según un comunicado del consejero del rey Mohamed, no ejerce ningún papel representativo para el Reino

Lalla Salma y Mohamed VI se conocieron en el año 1999, semanas antes de la muerte de Hassan II -padre del Rey-. La boda llegó tres años después del inicio del romance, es decir, el 21 de marzo de 2002. Se dieron el 'sí, quiero' en el Palacio Real de Rabat y, tras la ceremonia religiosa, los novios cumplieron con la tradición: bebieron leche y comieron dátiles. Salma ha sido la primera mujer de un soberano alauí en ostentar el título oficial de alteza real, introduciendo la función de primera dama en Marruecos. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie