japoneses-gtres

Los emperadores de Japón conmemoran sus 30 años de reinado tras conocerse el nombre de la nueva era

La familia ha asistido al concierto para celebrar el aniversario de la entronización de Akihito y los 60 años de su matrimonio con Michiko

por hola.com

La Familia Imperial vive momentos de cambios, de celebraciones y de aniversarios. A menos de un mes de que Akihito de Japón ceda el Trono a su hijo, el príncipe Naruhito, las ceremonias y rituales previos ya han comenzado y este lunes conocíamos que la nueva era que se inaugurará el próximo 1 de mayo se llamará Reiwa. Por si fuera poco, en marzo se cumplieron 30 años de la ceremonia de entronización de Akihito y 60 de su matrimonio con la emperatriz Michiko, por lo que las celebraciones no dejan de sucederse en el país del sol naciente.

VER GALERÍA

Los emperadores y sus sucesores, Naruhito y Masako, han asistido este martes a un concierto en honor al actual soberano en su primer acto público tras anunciar el nombre de la nueva era imperial. Además de conmemorar el aniversario de la llegada de Akihito al Trono del Crisantemo, el recital también pretendía felicitar al matrimonio imperial por los 60 años de casados. Akihito y Michiko entraron al auditorio en primer lugar y, detrás, muy sonrientes, lo hicieron Naruhito y Masako.

El actual Monarca llegó al poder el 7 de enero de 1989 tras la muerte de su padre Hirohito, una efeméride que ya fue celebrada en el Teatro Nacional de Tokio al cumplir tres décadas de reinado. Sin embargo, la ceremonia de entronización, llamada Sokiu No Rei, tiene lugar unos meses después y consiste en un solemne ritual en el que el emperador se sienta en un fastuoso trono de madera, con detalles en oro y seda, y con la figura de varios ave fénix bordados. Para conmemorar el aniversario de este acto el pasado 25 de marzo, Akihito y Michiko participaron en Kyoto en una ceremonia del té.

Así fue la primera celebración de los treinta años de la coronación de Akihito

Además, de los distintos actos en honor a su reinado, el emperador tiene también que preparar el terreno para su abdicación, algo que no ocurría en más de 200 años en el país del sol naciente. Para ello, ya ha comenzado a informar a sus ancestros de su intención de ceder la Corona a su hijo. Ya lo hizo ante el Mausoleo de Jimmu, considerado el primer emperador según la leyenda, y aún tiene que ir a rendir tributo al Santuario de Ise, el más sagrado de la religión sintoísta, y al mausoleo de Tokio donde reposa su padre. Finalmente, el 30 de abril tendrá lugar la ceremonia de abdicación y el 1 de mayo comenzará la era Reiwa, con Naruhito como nuevo emperador.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie