El lento pero progresivo resurgir de Masako de Japón

Parece que la Princesa se está recuperando, ya que pocos días después de anunciar su viaje oficial a Tonga, ha estado con su marido visitando un centro infantil

por hola.com

Durante más de una década la princesa Masako de Japón ha padecido una profunda depresión -inducida por estrés- que le apartó casi por completo de la vida pública, le valió el apodo de la princesa triste y convirtió a Naruhito de Japón en un Príncipe que ha acudido en solitario a la mayoría de sus compromisos. Por este motivo, las contadas ocasiones que la Princesa vence su tristeza para acudir a un acto oficial son un motivo de alegría, dentro y fuera del Imperio, como ahora cuando se programa su primer viaje oficial en dos años.

VER GALERÍA

“Aunque está mejorando no puede ir más rápido”, declaraba el príncipe Naruhito de Japón hace exactamente un año en referencia al estado de salud de su esposa, Masako. Desde entonces el Imperio del Sol Naciente ha sido testigo del lento, pero progresivo, resurgir de la Princesa, que parece sentirse preparada para dar un paso más, ya que se ha confirmado su asistencia a la próxima coronación del Rey de Tonga, Tupou VI.

“Masako ha sufrido durante años por lo que se llama un trastorno de adaptación y la Agencia de la Casa Imperial considerado cuidadosamente su condición antes de aceptar la invitación del Gobierno de Tonga para asistir a la ceremonia”, publica el medio japonés The Asahi Shimbun, que añade que fue una decisión tomada tras oír el consejo de los médicos.

-Masako de Japón, la princesa triste, vuelve poco a poco a la vida pública con una sonrisa

- Masako de Japón vuelve a vencer su tristeza para rendir homenaje a Máxima de Holanda

- Máxima de Holanda, clave en la recuperación de la princesa Masako

“De acuerdo con la Agencia de la Casa Imperial, la pareja saldrá de Tokio el 2 de julio y llegará a la capital de Tonga, Nukualofa, al día siguiente. Ellos tienen programado asistir a la ceremonia de coronación y a un almuerzo que tendrá lugar el 4 de julio, así que la Princesa Heredera se saltará otros eventos relacionados”, dijeron funcionarios de la agencia según de The Japan News.

VER GALERÍA

La noticia es tan excepcional que los medios de Tonga –un pequeño reino compuesto por islas en Oceanía, integrado dentro de la Polinesia- también ha celebrado la noticia del viaje, haciendo hincapié en que este es el segundo que realiza en once años y que es una señal “de la recuperación de su estado de salud”, cuneta Matangi Tonga Online.

Hasta ahora Masako sólo había hecho realizado un viaje al extranjero, en abril de 2013, para asistir a la coronación de sus amigos, los Reyes de Holanda. Una cita que fue clave en el inicio de su recuperación, ya que, según se dijeron entonces fuentes de Palacio citadas por el diario Asahi Shimbun, “la invitación personal de Máxima de Holanda influyó en que aumentara de forma considerable el nivel de autoestima de la japonesa.

VER GALERÍA

Desde entonces, Masako ha ido dando pequeños pasos. En octubre de 2014, volvió a sacar fuerzas de flaqueza para recibir a su gran amiga Máxima y estar en los actos de bienvenida de los Reyes de los Países Bajos a Japón y en la cena de gala que se ofreció en su honor. Un mes después, asistió a la Conferencia Mundial de Educación Sostenible de la UNESCO que se celebró en Japón, donde acompañó al Príncipe Heredero al acto inaugural y se mostró muy sonriente.

- Naruhito de Japón, sobre la princesa Masako: 'Aunque está mejorando, no puede ir más rápido'

- Aiko de Japón devuelve la sonrisa a su madre

- Masako de Japón vuelve a cancelar un viaje por su delicada salud

Su última aparición pública ha tenido lugar el 16 de junio, cuando ha ido junto a Naruhito a visitar una guardería en Tokio. La Princesa se dejó ver feliz con los bebés y charlando muy animadamente con madres y cuidadoras, con las que intercambió distintas impresiones sobre el cuidado de los pequeños. Algo que seguro le habrá recordado los primeros años de vida de su única hija, Aiko, que cumplió 13 años el pasado mes de diciembre.

VER GALERÍA

Los actos que tendrán lugar en el Reino de Tonga el próximo mes de julio parecen ser un buen termómetro de la evolución de la Princesa, que justo hace un año tuvo que declinar la invitación de Suiza. . "Es difícil saber cuándo podré viajar con mi familia", añadió entonces el primogénito del emperador Akihito, sin saber que un año podría volver a realizar un viaje en compañía de su esposa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie