Rania de Jordania se vuelve a inspirar en el 'look' que llevó en la boda de los reyes Felipe y Letizia

por hola.com

Rania de Jordania ha vuelto a subir el listón del glamour. La Reina, una de las mujeres más influyentes en el mundo árabe, se superó esta vez en el 69º aniversario del Día de la Independencia de su país. La señalada ocasión requería de su parte un redoble de elegancia con el contrapunto del folklore patrio. Y así la vimos: tradicional y a la vez chic con una blusa de seda con cuello barco y manga francesa con doble puño, que combinó con una falda plisada con bordados florales. Coronó el look con un maxcinturón con adornos de plata, un bolso de mano y grandes joyas plateadas. Un atuendo posiblemente inspirado en el que lució en la Boda Real de los entonces Príncipes de Asturias.

VER GALERÍA

Nadie mejor que la reina Rania para volver a llevar algo parecido. Para muchos fue la invitada más elegante del histórico enlace de nuestros Reyes. Aquel inolvidable conjunto que algunos consideraron fuera de etiqueta, por ir de largo a una boda de mañana y por tanto sin tocado, fue aplaudido por la inmensa mayoría de los expertos en moda y por el público en general. Hoy, una década después, se ha convertido en un verdadero icono y ha creado tendencia en innumerables alfombras rojas. La reina Rania, que acudió sola a las nupcias, llevaba un blusa de seda blanca con manga al codo y falda larga morada bajo tul combinado con encaje. Una exquisita creación de Givenchy Alta Costura estilo años 70.

VER GALERÍA

La nueva versión de aquel diseño ha tenido igualmente mucho éxito. La reina Rania, que ha llamado a los musulmanes del mundo entero a tomar una postura contra el estado islámico y sus "ataques contra la civilización", ha lucido el conjunto con intención para asistir con el rey Abdullah; con su hijo mayor, el príncipe Hussein, y con otros miembros de la Familia Real jordana, entre los que se encontraba también su suegra, Muna Al-Hussein; su hija menor, la princesa Salma, y su cuñado, el príncipe Faisal, a la vistosa ceremonia de conmemoración de la completa independencia del país desde el mandato británico y de su declaración como reino en 1946. Una celebración en la que no faltaron ni desfiles ni demostraciones patrióticas empezando por los propios Reyes y su hijo, el Heredero al trono de Jordania, que vistieron en la corbata, en el pañuelo, en la falda... los colores nacionales (blanco, rojo y negro). Porque todo tiene su porqué.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie