La Ciudad Prohibida, residencia de los Emperadores de la antigua China, es el palacio más visitado del mundo

Repasamos la lista de históricas viviendas de la realeza que hoy reciben mayor número de visitantes: de Versalles a la Alhambra, pasando por el Louvre y el Ermitage

por hola.com

Desde tiempos inmemoriales, la gente normal ha sentido curiosidad por conocer los hogares, las casas, las residencias de las personas poderosas, de las míticas estrellas del espectáculo o de los miembros de la realeza. Son lugares inaccesibles, sobre los cuales se cuentan leyendas, se escriben páginas de la Historia y se imaginan algunas fabulaciones. Castillos y palacios despiertan esos sentimientos por encima de otro tipo de vivienda y existe una tendencia a relacionarlos con cuentos de hadas e historias noveladas de reyes y princesas. Con la llegada de la Edad Moderna, muchos de esos lugares se han ido abriendo al público, a la mirada del turista curioso, y otros han sido transformados en museos que sirven de lujoso escaparate para miles de valiosas obras de arte. Hoy día son millones los visitantes que hacen cola para adentrarse en el mágico mundo de los centenarios palacios.

La publicación Travel + Leisure ha elaborado el ránking de los castillos y palacios más visitados del mundo y lo ha hecho investigando los datos objetivos del número de visitantes acudiendo a los organismos oficiales que regentan estos lugares. La lista incluye algunas sorpresas. Lugares tan emblemáticos como el Palacio de Buckingham o el castillo rumano del conde Drácula no aparecen entre los 20 más visitados. Un palacio español se cuela en el ránking pero no es ni el Real de Madrid, ni el del Escorial. Sin duda muchas sorpresas en una lista en la que no es oro todo lo que reluce.

Esta es la clasificación:

VER GALERÍA

1- Palacio de la Ciudad Prohibida de Pekín. 15.340.000 visitantes al año. El recinto amurallado de 720.000 metros cuadrados que en la antiguedad protegía el palacio imperial de la vista pública servía de vivienda a los Emperadores de China y sus amplísimos séquitos. Brillantes edificios de color rojo cubiertos con pagodas doradas ejemplifican la arquitectura tradicional china, mientras que el Museo del Palacio exhibe arte, muebles y valiosas muestras de caligrafía antigua.

VER GALERÍA

2- Palacio del Louvre de París. 9.334.000 visitantes al año. El Museo más grande del mundo, que contiene obras maestras como La Gioconda o la Victoria de Samotracia, fue la residencia de los reyes de Francia desde los tiempos de Felipe II en 1190 hasta que acogió a sus últimos habitantes, los emperadores Napoleón III y Eugenia de Montijo.

VER GALERÍA

3- Gran Palacio de Bangkok. 9.000.000 visitantes al año. El tercer palacio del podium de esta clasificación aún acoge oficinas de la Casa Real y se usa para recepciones de Estado y celebraciones como el cumpleaños del actual rey Bhumibol. Fue la residencia oficial de los reyes de Tailandia desde 1782 hasta 1925 y cuenta con numerosos edificios, salas y pabellones construidos alrededor de cuidados y bellos jardines.

VER GALERÍA

4- Palacio de Versalles, Francia. 7.527.722 visitantes al año. Cuando Luis XIV construyó este palacio a finales del siglo XVII, éste se convirtió en la envidia del resto de monarcas europeos. Ningún otro palacio en el mundo puede igualar la grandeza de la Galería de los Espejos de Versalles, donde cuelgan las fastuosas lámparas de araña, ni el sinigual dormitorio de María Antonieta, decorado con flores cosidas a mano. Los vastos jardines son una atracción en si mismos, con monumentales fuentes, unos 50 parterres (jardines perfectamente estructurados), un gran canal, y otros lugares míticos como el Gran Trianón, construido como un pabellón de refugio de vida de la corte, y el palacete Petit Trianon de María Antonieta.

VER GALERÍA

5- Palacio Topkapi de Estambul. 3.335.000 visitantes al año. Ubicado en un idílico entorno con vistas al Bósforo y al Mar de Mármara, esta joya arquitectónica fue la residencia real durante unos 400 años, hasta la caída del Imperio Otomano en la década de 1920. El sultán vivía con su esposas, concubinas, madre e hijos en el harén, bajo la feroz protección de los eunucos. La Cámara de Murat III, con su piscina cubierta, su chimenea dorada y sus paredes decoradas en azul, blanco, coral y sus azulejos de Iznik del siglo XVI, es un lugar que adoran los visitantes.

VER GALERÍA

6- Palacio de Invierno de San Petersburgo. 3.120.170 visitantes al año. Hoy es el Museo del Ermitage pero antes, este palacio barroco verde y blanco a orillas del río Neva, fue la residencia de reyes como Catalina la Grande y Nicolás I desde 1762 a 1917. En la actualidad cuenta con una de las mejores colecciones de Europa, con obras de Tiziano, Rafael y Leonardo da Vinci.

VER GALERÍA

7- Torre de Londres. 2.894.698 visitantes al año. Esta fortaleza medieval a orillas del Támesis fue construida en el siglo XII para intimidar a los londinenses y mantener fuera a los invasores extranjeros. A pesar de que originalmente sirvió como residencia real, la torre se hizo famosa por su uso como prisión y lugar de ejecuciones. Los turistas acuden hoy para ver recreaciones históricas y las joyas de la corona británica, entre las que destaca el cetro de la reina que contiene la Gran Estrella de África, el mayor diamante de corte incoloro del mundo.

VER GALERÍA

8- Palacio Schönbrunn de Viena. 2.872.000 visitantes al año. El lugar más visitado de Austria es este palacio rococó, una residencia de verano de los Habsburgo desde 1700 hasta 1918. De las 1.441 habitaciones, la más famosa es el Salón de los Espejos, con decoración en blanco y rococó de oro y cristal de espejos, donde se dice que Mozart realizó su primer concierto a los seis años.

VER GALERÍA

9- Alhambra de Granada. 2.315.017 visitantes al año. El único palacio español que se cuela en el ránking de los 20 más visitados es un complejo que combina fortificaciones, jardines, iglesias y varios palacios, la Alhambra y el Generalife los más nombrados, y fue la residencia de los reyes de Granada y Andalucía. Es un valioso ejemplo de la arquitectura islámica de la época medieval de España.

VER GALERÍA

10- Castillo Shuri de Okinawa, Japón. 1.753.000 visitantes al año. Fue la sede de los reyes de Ryukyu durante más de 400 años. El castillo fue completamente destruido durante la batalla de Okinawa en 1945, y los trabajos de reconstrucción se completaron a principios de 1990. El edificio rojo de tres pisos alberga dos salas del trono y apartamentos privados de la familia real. Los estanques, puentes e islas en miniatura conforman los jardines reales, añadidos en 1799.

Otros cuatro castillos japoneses, el de Praga, el de Edimburgo, el de Windsor o el palacio Doge de Venecia son otros enclaves que, menos visitados, conforman esa lista del top 20. Una relación de joyas arquitectónicas e históricas que los turistas del mundo tienen muy claro que no se deben perder.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie