Niño sentado en el orinal con su osito de peluche©AdobeStock

Salud

¿Cómo prevenir el contagio de lombrices en niños?

Las lombrices son muy frecuentes en la edad escolar. Se transmiten de unos niños a otros con mucha facilidad y las recaídas son también muy frecuentes. ¿Qué se puede hacer para evitarlas? ¿De qué manera se tratan?

Las lombrices son parásitos que también reciben el nombre de oxiuros. Son muy finos y pequeños y son propias de los humanos; no son transmitidas por ningún animal. Cuesta mucho librarse del todo de esta infección, por lo que lo mejor es tomar todas las medidas para que el niño no las tenga.

La Dra. María Jesús Pascual Marcos, pediatra especializada en Gastroenterología y Nutrición Pediátrica, jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Vithas Pardo de Aravaca (Madrid) y miembro de Top Doctors, nos da las claves para lograrlo.

¿Desde qué edad pueden tener lombrices los niños?

Las lombrices aparecen, sobre todo, en el periodo escolar, entre los cuatro y los diez años, “aunque pueden afectar a niños más pequeños”, indica la especialista. Una vez que un miembro de la familia tiene oxiuros es muy fácil que los contagie al resto, por lo que también pueden verse afectados los adultos, aunque no tengan síntomas.

Las lombrices están en las heces. El niño las transmite al rascarse la zona anal y luego tocar objetos o superficies. Así, los huevos de los oxiuros pueden estar en las manos y las uñas de los menores infectados y de ahí pasar a muchas otras personas a través de cosas compartidas (juguetes, ropa de aseo, alimentos, útiles escolares…).

Si una persona toca un objeto infectado y luego se lleva las manos a la boca, se inicia el proceso de infección en él mismo. Este se desarrolla cuando los huevos llegan a su intestino delgado para convertirse en larvas que se van haciendo adultas y pasan al intestino grueso.

¿Cuáles son los síntomas de que el niño tiene lombrices?

“Los síntomas más característicos son picor rectal, sobre todo de noche, y en niñas a veces picor vulvovaginal por migración de las lombrices a la zona de la vulva”, indica la experta de Top Doctors.

Este picor que suelen sentir mientras duermen hace que muchos niños con lombrices desarrollen alguna alteración del sueño como insomnio, pesadillas e incluso sonambulismo. Además, pueden estar más irritables.

Las lombrices no provocan rechinar de dientes como, equivocadamente, se comenta a nivel popular. Sí puede haber algunas lesiones ocasionadas por el rascado o incluso molestias al orinar o dolor abdominal, pero ha de ser el pediatra el que confirme la causa.

Si no se perciben a simple vista en la zona anal (especialmente de noche, a las dos o tres horas del inicio del sueño), se pueden diagnosticar mediante el test de Graham.

Madre e hija lavándose las manos©AdobeStock

¿Cuál es el tratamiento para las lombrices?

El tratamiento para los oxiuros tiene dos partes. Por un lado, tanto el niño como toda su familia tienen que tomar fármacos y, por otro, hay que lavar a conciencia todo lo que haya estado en contacto con el infectado, ya que pueden haber quedado huevos.

Tal como concreta la pediatra, el tratamiento se realiza con mebendazol, albendazol o palmoato de tirantes en una dosis única. Sin embargo, “la persona afectada deberá repetir la dosis en dos semanas para erradicar los oxiuros”, aunque ya no tenga síntomas.

A veces, tras el fármaco el niño sigue teniendo picor. Para calmarlo, la Dra. María Jesús Pascual recomienda “dar baños de asiento, ya que el picor puede persistir unos días, sin que ello signifique un fallo en el tratamiento”.

También es recomendable duchar (en lugar de bañar) al niño por la mañana, ya que es en horario nocturno cuando las lombrices ponen los huevos, por lo que se eliminarían muchos con este ritual de higiene al comenzar el día.

La segunda parte del tratamiento es igual de importante: “Hay que lavar pijamas, sábanas y ropa interior a 60 ºC, y limpiar superficies”. El hecho de que sea a una temperatura alta asegura la eliminación de lombrices, larvas y huevos. El resto que no sea ropa deberá ser limpiado a conciencia también por si hubiera huevos.

¿Cómo se previenen las lombrices?

Las lombrices no se deben, originalmente, a una falta de higiene ni a la ingesta de determinados alimentos, como los dulces. Son una infección que “se transmite de persona a persona y se contagia a través de las uñas al tocar utensilios, alimentos…”, indica la Dra. Pascual.

Por tanto, “la mejor manera de prevenirlas es manteniendo una correcta higiene, un lavado frecuente de manos y mantener las uñas cortadas”, detalla. Los huevos de lombrices pueden infectar hasta dos o tres semanas después de haberse depositado en alguna superficie.

La infección por oxiuros no ocasiona, en general, otros problemas de salud en el niño, al margen de la incomodidad que supone. Por eso si hay fiebre u otras manifestaciones como pérdida de apetito o decaimiento, hay que consultar al médico por si se trata de otra patología que haya coincidido en el tiempo.

Con las lombrices son muy frecuentes las recaídas, por lo que lo mejor es evitarlas desde la primera vez.

No te lo pierdas: Canciones para que los niños se laven las manos

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.