De Grace Kelly a Carolina, inspírate en los vestidos eternos de las novias de Mónaco

Las Grimaldi marcan la pauta

1/10 © Getty Images

Con permiso de otras familias reales, si hubiera que escoger los looks nupciales más estilosos, los Grimaldi estarían en la cúspide del ranking. La Casa Real de Mónaco ha celebrado algunos de  los enlaces más célebres que se recuerdan y sus princesas y futuras princesas han marcado la pauta nupcial y las tendencias durante temporadas. Sus vestidos, siempre sofisticados y con aires románticos, han encontrado siempre el equilibrio entre clasicismo y modernidad. Firmas como Dior o Armani han confeccionado esos diseños que han pasado a la historia. Hoy queremos abrir el baúl de los recuerdos y analizar algunos de esos estilismos blancos y memorables, que han vencido al paso del tiempo.

- 11 veces en las que la princesa de Mónaco inspiró a las madrinas más elegantes

2/10 © Gtresonline

Grace Kelly

Fecha: 19 de abril de 1956.

Diseño: Helen Rose.

Detalles: Un equipo de 30 profesionales intervinieron en la realización del vestido de novia que Grace Kelly encargó a Helen Rose para su enlace religioso (en el civil lució un modelo rosa de la misma casa). En dos meses, la firma estuvo volcada en crear el que podría ser el look nupcial más emblemático de la historia y el más caro que realizó la diseñadora, que fue responsable de vestuario en Alta Sociedad y El cisne. Con mangas y escote realizados en encaje de bruselas, perlas cosidas a mano por todo el diseño, una falda de falla de seda y un inolvidable tocado para sujetar el velo, la actriz estaba muy favorecida.

- La fascinante historia del anillo de compromiso de Grace Kelly

3/10 © Gtresonline

Carolina de Mónaco

Fecha: 29 de junio de 1978.

Diseño: Marc Bohan para Dior.

Detalles: Bohemio, romántico y una inspiración para las novias de los últimos años, el look de Carolina marcó un antes y un después por ser rompedor y bucólico a partes iguales. En línea con la estética años 70 de aquel entonces, apostó por la silueta A para el vestido, unas mangas amplias de campana, un lazo que enmarcaba su cintura y un tejido bordado. Pero, sin duda, lo más espectacular de su estilismo fue el tocado floral que portaba el velo de la novia, una joya artesanal.

- De Carolina de Mónaco a Carmen Ordoñez: los tocados de novia más icónicos

Más sobre: