Peinados de novia para cada tipo de velo

Un peinado de novia ideal para cada tipo de velo

De la coleta más buscada al recogido de bailarina, encuentra el tuyo en nuestra guía ilustrada

por Estrella Albendea

El vestido de novia es la pieza del look nupcial que más destaca en un primer momento, pero el estilismo gana el beneplácito de los expertos en su conjunto; es decir, cada uno de los detalles que lo componen son capaces de hacer que la protagonista se vea más o menos favorecida en su gran día. Además de accesorios como el calzado o las joyas, ingredientes como el velo y el peinado son fundamentales, dado que enmarcan el rostro y tienen un efecto iluminador si se emplean de forma correcta. En el mercado, desde tiempos del Imperio Romano, existen multitud de opciones para ir velada y el paso de los años ha encumbrado algunas tendencias a los anales del estilo. Porque para cada tipo de velo hay un recogido ideal, se hace imprescindible repasar las propuestas más buscadas en esta guía ilustrada.

- Todas las formas de colocar el velo o la mantilla y estar espectacular

Entre las opciones para ser una novia con velo destacan versiones clásicas y otras de trazos más vanguardistas, incluso iconos de gran calado cultural, como la mantilla. “Para acompañar un vestido con aplicaciones de encajes o pedrería, el velo podría ser de tul de seda liso o con una puntilla al filo muy sencilla. Con un diseño liso, de corte clásico y con poca cola, le aconsejamos una mantilla bordada a mano, en seda natural”, explicaba hace unos meses a ¡HOLA! Novias, Rosa López, responsable de atención al cliente en Juan Foronda.

Coleta con una lazada

Sin ánimo de sentirse disfrazadas el gran día, muchas novias recurren a peinados que utilizan para completar sus looks del día a día. En este marco, la coleta es la reina, la más empleada y con la que más mujeres se sienten cómodas. Si bien puede llevarse con accesorios como horquillas, pinzas o elementos naturales, las redes sociales han conseguido que sea la coleta con velo en forma de lazada la mejor combinación de todas. Popular junto a looks muy sencillos y de corte relajado, su minimalismo destaca de forma importante en verano, cuando más prometidas escogen esta fórmula para dar el ‘sí, quiero’.

- Nicky Hilton, Laura Ponte o Kate Moss, así se lleva el velo mantilla

Recogido bajo con mantilla

Herencia de abuelas y solución práctica y cómoda a diario, el recogido o moño bajo es un emblema de épocas pasadas, pero también una favorecedora opción para quienes se casan próximamente. Si la novia quiere llevar una mantilla, pocos peinados podrán acompañarla del mismo modo que lo hace este al que nos referimos. Del estilo de los que lucieron Eugenia de York, Meghan Markle o Hailey Bieber en su boda, siempre se puede recurrir a la naturalidad de algunos mechones sueltos. No obstante, recuerdan los expertos, para colocar el manto o mantilla de novia no basta únicamente con un recogido que aguante varias horas, sino que requiere de manos con experiencia que ubiquen los ‘peinecillos’ y alfileres de forma correcta, para evitar rasgar la pieza.

- El día que la coleta se convirtió en el peinado preferido de las novias más estilosas

Ondas para un velo corto

El otro gran escenario, las bodas íntimas, celebradas en la actualidad desde hace varios meses, han traído consigo unos nuevos códigos estéticos, que han marcado la forma de vestir de las novias. Si antes era difícil encontrar a mujeres que arriesgaban con un vestido midi, tobillero o mini, ahora esos looks nupciales están a la orden del día y han conseguido que sean muchas las firmas que empiecen a proponer este tipo de diseños. En casos como estos, los velos largos no tienen un lugar reservado, puesto que están pensados para acompañar creaciones que llegan hasta el suelo. Sin embargo, son las alternativas más cortas, de espíritu años 60, las más buscadas. Para todas aquellas que busquen dejar su pelo suelto y marcarlo con unas sutiles ondas, esta es la mejor opción de todas. Eso sí, mejor que el velo en cuestión no tenga un volumen excesivo, para evitar el temido efecto ‘rostro enclaustrado’.

- Novias con sombrero: así se lleva el complemento más personal

Moño bailarina para sombrero con velo

A diferencia de quienes apuestan por la cada vez más popular ‘melena al viento’, el moño de bailarina sigue imponiéndose entre las mejores vestidas, especialmente las novias que optan por celebrar una ceremonia religiosa. Dejando el rostro al descubierto sin caer en estridencias y aportando luz a las facciones, este peinado funciona en todo tipo de enlaces, desde el día a la noche y permite recoger o retirar el velo con facilidad, en cualquier circunstancia. De los incontables usos de este peinado, el más bohemio y arriesgado es el que lo propone junto a un sombrero con velo incorporado. Elegante y perfecto para celebraciones veraniegas, recuerda al icónico look que llevó Bianca Jagger en su gran día.

- Peinados de novias tan bonitos que no necesitarás llevar velo ni tocado

Semirrecogido para velos con accesorios

Para otro tipo de novia, menos arriesgada, hay soluciones en clave sencilla. La Tiara de Camafeos, de la Casa Real sueca; la Tiara Cartier, que la Duquesa de Cambridge llevó en su boda o la Tiara Prusiana, de la Casa Real de España, son solo algunas de las joyas reservadas a acontecimientos especiales que las royals llevaron en sus bodas. Pero, al igual que las tiaras, existen otros accesorios de altura para acompañar el vestido de novia con un peinado cuidadosamente seleccionado para la ocasión. Pasadores, broches, horquillas, coronas florales y lazos —tendencia en los últimos meses— son algunos de los complementos para el pelo que sustituyen a la alta joyería, reservada para princesas y familias con una amplia tradición en la materia, y pueden ir unidas a un velo, formando una única pieza. En casos como estos y siguiendo el ejemplo de Kate Middleton, son numerosas las novias que apuestan por la naturalidad en el cabello, con ondas sencillas y semirrecogidos románticos, que aportan sencillez a un look tan imponente.

- Peinados de boda a los 20, 30 y 40: las novias que nos inspiran

Recogido definido para velo tradicional 

Frente a quienes desean huir de la opción más clásica, se encuentran las que sí recurren al velo tradicional. Una pieza que complementa look nupciales que conservan la tradición, con siluetas princesa, volumen en la falda, escotes discretos y siempre con mangas. En estos casos, el recogido definido, con un resultado pulido y la posibilidad de aguantar todo el día intacto, es el peinado más buscado para colocar la mantilla o el velo, a gusto de la novia. El accesorio en cuestión puede estar diseñado para la ocasión o ser una creación de herencia familiar, pero se hace imprescindible que case con el vestido y que se encuentre en buen estado. “De nuestras abuelas hemos heredado mantillas maravillosas, mantos realizados tanto a mano como a maquina. Todas esas piezas una vez que se restauran quedan preciosas sobre cualquier traje de novia”, explicaba Rosa López a ¡HOLA! Novias en un artículo del pasado mes de octubre. Y qué duda cabe que añadir un complemento con tanta historia al look lo convierte en un estilismo todavía más especial.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie