Imagen 19/34
Julio Iglesias emociona con sus canciones de siempre en el Liceo de Barcelona

Julio Iglesias emociona con sus canciones de siempre en el Liceo de Barcelona

Julio Iglesias ha apuntado directamente al corazón de sus seguidores y ha dado en la diana con un concierto emotivo, en el que ha repasado sus grandes éxitos y en el que ha animado a los españoles a confiar en la capacidad del país para superar la difícil situación económica por la que está pasando. El telón se ha levantado puntualísimo a las 21.00 horas y mientras algunas personas todavía buscaban a tientas sus asientos, los cinco músicos de Julio Iglesia han preparado el ambiente para recibir al más internacional de los artistas españoles. Julio Iglesias, que ha ofrecido el primer concierto en España de su gira, ha aparecido por el lado izquierdo del escenario entre aplausos y gritos de un público rendido de antemano y ha chasqueado los dedos con ese estilo tan suyo, mientras se dirigía al centro de la escena. Una vez en el centro, ha abierto la palma de la mano y se la ha puesto en corazón para empezar a cantar Amor, amor, amor, un título que resume a la perfección el mensaje que Julio Iglesias ha lanzado a los presentes durante las dos horas que ha durado el espectáculo. Tal como ha indicado la mano de Julio Iglesias desde el primer momento, el corazón de los presentes ha sido el objetivo del cantante y el público se lo ha abierto de par en par. Vestido con traje, camisa blanca y chaleco, el galán ha levantado pasiones, especialmente cuando se ha quitado la americana y sus 'fans' no han podido reprimir los gritos de "guapo", "te quiero". A pesar de que la media de edad del público era alta, las seguidoras de Julio Iglesias han demostrado que el amor no tiene edad y que la rebeldía tampoco, porque a pesar de que los acomodadores han insistido en que no se podían hacer fotos, los teléfonos móviles no ha dejado de recoger imágenes del ídolo. Mujeres y hombres se han emocionado con Nathalie, han movido las caderas en sus asientos con Me va y han cantado casi tanto como Julio Iglesias, ya que el intérprete ha dirigido el micrófono hacia el público en multitud de ocasiones y los presentes han demostrado que se sabían todos los temas, algo que tiene poco mérito si tenemos en cuenta que el cantante ha repasado sus mayores éxitos. De hecho, la gira que hoy ha llegado a España es la presentación del disco "1", un doble CD en el que ha vuelto a grabar sus temas más populares. El público ha recibido con deleite la selección de temas de toda la vida, tanto los compuesto por Julio Iglesias, como Abrázame o De niña a mujer, como las versiones de otros autores, como Ne me quitte pas. Julio Iglesias ha emocionado con la música, pero también con la palabra, ya que se ha dirigido en multitud de ocasiones al público, con unas tablas que sólo puede tener un hombre que lleva más de cuarenta años sobre ellas. El cantante ha emocionado cuando ha hablado de su hija Chábeli antes de interpretar De niña a mujer y cuando ha recordado a su padre antes de Un canto a Galicia. Pero no sólo la familia ha sido el tema de sus alocuciones, a pesar de que su mujer y sus cinco hijos estaban entre el público, sino que también se ha referido a su amor por España y su preocupación por la situación económica. "No es justo que un país tan hermoso como éste, con tanta riqueza y tanto talento, esté sufriendo tanto. Creo en el futuro de este país. Estamos preparados para el futuro. El 90 por ciento del camino está hecho. Sólo nos falta un poco de competitividad", ha dicho. También ha tenido palabras amables para Cataluña y su teatro del Liceo, "el más hermoso de España", según ha dicho, y ha logrado que los presentes salieran de allí con una sonrisa en la cara y, posiblemente, más felices de lo que entraron.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie