vaqueros-ecologicos

Los vaqueros más buscados serán sostenibles y costarán menos de 30 euros

Las grandes empresas de moda rápida comprueban que es posible fabricar 'jeans' con mejores materiales y a precios asequibles

por Mariana Torres

Entre todos los básicos de moda que resuelven un look en segundos, los vaqueros triunfan por encima de la camisa blanca o el abrigo camel por su superpoder de encajar en absolutamente todos los armarios. La infinita variedad de formas y estilos, así como su composición atemporal y resistente, traspasa las barreras de la edad y el género. Sin embargo, no todo es color de rosa. A pesar de ello, asumen la medalla de oro como pieza de moda con mayor impacto negativo en el medio ambiente. "Pero si están hechos de algodón, pero si te duran toda la vida"... dos mitos fácilmente desmontables con algo de investigación y un poco de experiencia. ¿Qué hace a un vaquero sostenible? ¿Es necesario invertir mucho dinero? 

VER GALERÍA

- Rescata tus vaqueros favoritos este 2021 y llévalos con botas o zapatillas

¿Sabes cuánto contaminan tus vaqueros preferidos?

En 2016, se vendieron 1.200 millones de pares de vaqueros en todo el mundo, en un contexto que ofrece cientos de cortes diferentes en un rango de precios amplio para todos los gustos y bolsillos. Tal proliferación ha llevado al consumo masivo de una prenda cuya producción agota muchos recursos, especialmente el agua. Para confeccionar unos vaqueros se necesitan 7.500 litros de este líquido vital, una cantidad equivalente a lo que bebería una persona en 7 años, a lo que debemos sumar los 11.500 litros de agua que gastarán durante todo su ciclo de vida, que se estima en un promedio de 4 años. Y es que los efectos perjudiciales para el medioambiente se producen mayormente durante su uso - durante cada lavado y planchado - y no precisamente durante el cultivo del algodón o cuando ya se ha convertido en residuo.

VER GALERÍA

Las deportivas de moda son veganas y están fabricadas con cactus o bambú

En qué fijarse al escoger un vaquero eco-friendly

El creciente consciencia sobre el impacto negativo de la industria textil ha llevado a algunas empresas a investigar y desarrollar prácticas más sostenibles con el tiempo. En 1991, Levi's  fue pionera al comprometerse con el uso de algodón cultivado orgánicamente y mejores condiciones para los trabajadores. Desde entonces, otras firmas míticas como G-Star Raw y Patagonia han situado a la producción ecológica de las prendas vaqueras como prioridad principal, a la vez que cada vez más marcas se suman a las tecnologías que lo hacen posible. De hecho, Zara es el segundo productor de vaqueros a nivel mundial, solo por detrás de Levi's. ¿Puede la moda rápida realmente producir vaqueros sostenibles a muy bajo precio?

Los ejemplares incialmente propuestos por los gigantes del fast fashion contrastaban notablemente con los producidos con materiales sostenibles de fibra de algodón, cultivada orgánicamente y bañada en tinte índigo. El resultado de esto último es que las prendas pueden biodegradarse; mientras que las mezclas de algodón y fibra sintética, así como los lavados y tintes contaminantes, no pueden desintegrarse, a la vez que durante cada lavado suponen una fuente de microplásticos que afectan directamente a los océanos y a la salud del agua

VER GALERÍA

¿El precio importa? El fast fashion se suma a la última tecnología

La calidad y presencia del algodón (además de las condiciones externas que influyen en su cultivo) encarece el vaquero: a mayor porcentaje de esta fibra en la composición, mayor será el costo. Otro factor que puede influir en el precio final es que cuente con selvedge, una costura interior gruesa y casi secreta en el dobladillo que permite que el vaquero no se deshilache y dure más. Desde 2019, de hecho, Zara cuenta con su propia línea de jeans selvedge hechos completamente con algodón e incluso así los precios oscilan entre los 39 y los 60 euros

Se pone en duda, por tanto, si cuando hablamos de vaqueros de más de 100 euros estamos pagando por procesos sostenibles o si se trata de la plusvalía simbólica que exige una marca de lujo. Desde Balenciaga y Calvin Klein hasta Hoss Intropia, Sèzane o &OtherStories, incluso el grupo Inditex o H&M, firmas de todos los rangos están incorporando a sus catálogos estas tecnologías para elaborar sus propios vaqueros ecológicos.

VER GALERÍA

Moda circular: así cambiará nuestra forma de vestir en los próximos años

Primark, la última gran empresa en sumarse a la moda circular

En 2019, la Fundación Ellen MacArthur lanzó la propuesta The Jeans Redesign a la que se han apuntado marcas como Lee, Wrangler, H&M, Guess, Gap o Tommy Hilfiger para producir vaqueros de acuerdo a los criterios marcados en su guía para una moda más circular, una iniciativa a la que se ha sumado recientemente Primark. La colección capsula está compuesta por jeans y cazadoras denim para adultos y niños; completamente orgánicas, reciclables y reutilizables.

VER GALERÍA

"Al dar estos primeros pasos, organizaciones como Primark desarrollan la confianza para explorar y aprender cómo poner productos en el mercado alineados con los principios de la economía circular", así lo explica Laura Balmond, líder de Make Fashion Circular en la Fundación Ellen MacArthur. Los vaqueros de la colección eco-friendly -cuyas prendas no cuestan más de 25 euros la pieza- están fabricados con un 70% algodón orgánico, 29% algodón reciclado y 1% elastano, mientras que las chaquetas contienen un 80% algodón orgánico y 20% algodón reciclado. Con los años, las grandes empresas de moda low cost están desafiando sus propios límites, asumiendo que pueden producir mejor para que compremos mejor (y al mismo precio), un lujo que pequeñas marcas no pueden afrontar. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie