Margarita Vargas

Boda de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini

El gran acierto de Margarita Vargas para despedirse de San Petersburgo: el vestido 'Cassia'

Tras tres lookazos, la duquesa de Anjou acierta con esta apuesta bohemia de cóctel para ir a un 'brunch' de despedida

por Luis Javier Merino

Una de las invitadas más destacadas en la boda de Jorge Romanov, hijo de la gran duquesa María Vladimirovna de Rusia y del príncipe Francisco Guillermo de Prusa, y la escritora y lobista italiana Rebecca Bettarini ha sido Margarita Vargas. La duquesa de Anjou, con ayuda de la estilista Cristina Reyes, nos ha fascinado con sus elecciones de moda para los distintos eventos  que se han organizado con motivo de este enlace, cuya celebración religiosa tuvo lugar el pasado viernes 1 de octubre. Sin embargo, se acaba de desvelar el último de los estilismos con los que ha conseguido ‘matricula de honor’ en San Petersburgo, una apuesta de cóctel que eligió para acudir con mucho estilo al brunch de despedida con motivo de esta unión matrimonial.

Loading the player...

VER GALERÍA

Un look de cóctel bohemio para ir de brunch

Como despedida de los festejos con motivo de la boda de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini, Margarita Vargas ha definido su imagen con un look de cóctel muy apropiado para el brunch al que acudía. En concreto, define su look a través de un vestido de estampado multicolor con acabado patchwork, que presenta el cuerpo cruzado con escote en V, manga larga, cintura con lazada y falda midi con mucho vuelo. Se trata de un diseño de estilo bohemio que recibe el nombre de Cassia y puede encontrarse entre las propuestas de la firma Zimmermann (950 euros). De forma muy acertada, lo acompaña de un clutch de napa verde de Reliquiae y unas sandalias en nude de Aquazzura. Completa su look, con una pahsmina en cachemir de Again Cashmere.

VER GALERÍA

-Margarita Vargas, espectacular en la preboda de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini

Cuatro looks, cuatro estilos

Durante estos días de celebraciones que han concluido con esta apuesta cóctel, Margarita Vargas nos ha demostrado no solo mucha elegancia sino la capacidad de lucir muy diferente con apuestas de estilo distinto. Durante la preboda que se celebró en el Palacio del Gran Príncipe Vladimir, la duquesa de Anjou estaba fabulosa con un vestido semitransparente en rosa palo de la firma barcelonesa Tot-Hom, que acompañaba de pendientes de Chaumet y clutch metalizado de Bvlgari. Para la ceremonia religiosa, prefirió apostar por el royal blue con una creación midi de Silvia Tcherassi, hecho especialmente para la ocasión. Lo acompañó también con piezas de Chaumet, bolso en terciopelo de Reliquiae y zapatos de Aquazzura. El look final fue puro glamour, pues para acudir a la cena de gala posterior se decantó por un vestizado largo con transparencias y paillettes, de Elie Saab. Culminó su imagen con una impresionante tiara de la colección Joséphine Aigrette Impériale de Chaumet, en oro blanco con diamantes engastados en diferentes tallas. Una coleccion inspirada en las joyas de la emperatriz Joséphine, musa de la firma, de la que también forman parte los pendientes y la pulsera que lucía Margarita.

Compra el vestido Cassia de Margarita Vargas

VER GALERÍA

Vestido midi de nueva temporada, modelo Cassia de Zimmermann.

Compra por 950 euros

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie