georgina-2t

Georgina Rodríguez y Paula Echevarría se atreven con la tendencia que nunca imaginaste llevar

La modelo reafirma la práctica y controvertida moda que anticiparon otras 'celebrities' como Paula Echevarría

por Paula Callejo

Georgina Rodríguez está de celebración, y es que cumple hoy 27 años en un momento muy dulce, convertida en una auténtica estrella en redes sociales. La modelo nos tiene acostumbrados a un seductor armario al más puro estilo Kardashian, en el que destacan los vestidos entallados, las minifaldas y los taconazos de aguja, últimamente nos está dejando claro que en su día a día prefiere abogar por la comodidad, eso sí, sin renunciar a su sensual esencia. La novia de Cristiano Ronaldo, que adora compartir detalles de su rutina, sus viajes y sus looks con sus más de 23 millones de seguidores, ha compartido recientemente un par de estilismos que confirman el triunfo de una controvertida tendencia que ha unido recientemente a otras celebrities como Tamara Falcó o Paula Echevarría

El nuevo athleisure

Hace un par de días posaba ante sus fans con un chándal en tono arena compuesto por sudadera con capucha y pantalones jogger de cintura elástica, el cual acompañaba de las nuevas zapatillas Adidas Yeezy 700 V3 Azael, un bolso Birkin de Hermès en cocodrilo naranja y un pañuelo de seda sobre la cabeza, al más puro estilo de las antiguas estrellas de Hollywood. Además, llamó la atención el detalle de los calcetines blancos por fuera, un gesto que ha repetido en varias ocasiones últimamente. 

Georgina Rodríguez presenta en chándal su último reto profesional y enloquece a sus fans

Con sabor español

A lo largo de los últimos años hemos podido comprobar que la novia de Cristiano Ronaldo siente especial predilección por firmas italianas como Dolce&Gabbana, Elisabetta Franchi o Prada, pero también adora la moda española, y es que no renuncia a empresas creadas en nuestro país como Zara o Loewe. Precisamente esta última es la que firmaba de pies a cabeza el look con el que nos sorprendía la semana pasada. Georgina elegía un jersey beis con el emblemático monograma de la marca en relieve, que combinaba con unos sencillos vaqueros pitillo, convirtiéndose en una de esas mujeres que se resisten a abandonar este tipo de pantalones entallados.

VER GALERÍA

Pisando fuerte

Una vez más, la clave de su look residía en los accesorios, entre los que destacaba el cinturón azul claro, el gorrito tipo bucket de piel en tono camel y el bolso, concretamente el modelo Puzzle en combinación de tonos neutros. Sin embargo, a pesar de lo deseables que resultaban estos complementos, se vieron eclipsados por otros de los más inesperados: los calcetines, y es que Georgina decidía lucirlos por fuera, sumándose de esta manera a una tendencia que promete pegar muy fuerte este invierno. Además, seguía las normas no escritas que marcan las expertas en moda, optado por unos blancos de estilo deportivo que combinaba con zapatillas de lo más modernas. 

¿Qué se esconde tras la última y misteriosa foto de Georgina Rodríguez?

VER GALERÍA

La tendencia del momento

En las últimas semanas, han sido muchas las influencers y celebrities que se han rendido ante este sencillo gesto de sacar los calcetines por encima de pantalones y leggins, creando una microtendencia que, sin duda, las más frioleras agradecerán. Si temporadas pasadas nos hemos rendido ante la moda más deportiva mediante pantalones de chándal y sudaderas, en esta ocasión el foco está puesto en nuestros pies. Otros ejemplos son el look con el que Tamara Falcó impactó a sus seguidores hace un par de semanas o el que Paula Echevarría llevó para resguardarse de la nieve de Madrid, distintas versiones basadas en un mismo complemento que nunca pensábamos que íbamos a enseñar de esta manera. 

 - Tamara Falcó y Sandra Gago, unidas por las zapatillas blancas que adelantó Sara Carbonero

VER GALERÍA

Loading the player...

Mientras unos disfrutan de la nieve, ellas posan en bikini: Georgina o Cristina Iglesias presumen de tipazo

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie