Nieves Álvarez

Nieves Álvarez y su look de invitada solo apto para mujeres atrevidas

¡Tímidas, abstenerse! La modelo mezcló varios estampados en un estilismo 'black and white'

por Hola.com

Octubre es el nuevo mes favorito para celebrar una boda, por lo que los estilismos de invitada otoñales cada vez están ganando más peso. Un ejemplo de ello es la modelo Nieves Álvarez, que ha sido una de las 500 asistentes, entre los que se encontraban empresarios, aristócratas y miembros de la sociedad sevillana, en la ceremonia que han preparado unos amigos, Andrés Afan de Ribera y Marián García Molina, en la iglesia del santísimo Corpus Christi de Sevilla. Para una jornada tan especial como la que le esperaba a la maniquí, esta optó por un elegante conjunto que sigue una de las tendencias de esta temporada Otoño/invierno: la mezcla de estampados. Uno de los requisitos que debemos tener en cuenta a la hora de realizar la combinación es guiarnos o por los colores o por el motivo, clave que ha seguido a pies juntillas la presentadora para la ceremonia ya que sus dos piezas seguían el binomio black and white.

VER GALERÍA

El conjunto es un diseño perteneciente a la colección Resort 2019 de Andrew GN que la modelo ha querido respetar llevando el look de la misma manera que lo propone el diseñador, es decir con el pantalón de lunares y la blusa larga, con aberturas laterales, de pata de gallo ceñida al talle gracias a la cinta a rayas. La firma, además, es también la predilecta de algunas actrices como Olivia Wilde o Juana Acosta. Para rematar su estilismo ha escogido unos stilettos de Manolo Blahnik dejando que el toque de color de la paleta claroscura lo pusiera el bolso rosa. El accesorio, Serpenti Forever de Bulgari, es un bolso con solapa, que cierra con la representativa cabeza de serpiente de la firma, que combina piel de becerro y piel de galuchat, una piel curtida de pescado cartilaginoso (2.200 euros).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nieves Alvarez (@officialnievesa) el

Otro aspecto destacable es el sombrero, un tocado de la firma Philip Treacey, sombrerero irlandés especializado en diseñar tocados y sombreros de alta costura y que es conocido debido a su relación con la realeza. Varias de sus clientas son royals, como por ejemplo Lady Kitty Spencer, que llevó uno de sus diseños a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle y por el que también han apostado las duquesas de Sussex y Cambridge así como devotas de la moda de la altura de Sarah Jessica Parker. El original diseño de la modelo era una especie de boina ligeramente ladeada con una flor en blanco y negro que ponía, de manera romántica y femenina, el broche final a la paleta cromática de su conjunto.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie