Bruna Marquezine

Bruna Marquezine vs Irina Shayk: duelo de estilo en bañador

La novia del futbolista Neymar recrea con el mismo diseño un posado que protagonizó a principios de verano la top rusa

por Luis Javier Merino

Una estratégica combinación de tonalidades puede convertirse en el truco definitivo para visualmente estilizar la silueta en segundos. Recreando el contraste bicolor de los miracle dress (diseños que tuvieron su mayor apogeo a comienzos de la década de los 2010), esta tendencia también conquista la moda de baño, donde bañadores y bikinis moldean la figura con paneles cromáticos. La última apostar por ello ha sido la modelo Bruna Marquezine, novia del futbolista del Paris Saint-Germain, Neymar. Un elección que genera el duelo de estilo más sexy de la temporada, ya que el mismo diseño lo presentó en redes la rusa Irina Shayk con su primer posado del verano en ropa de baño. Curiosamente, quien ha 'provocado' esta conexión ha sido una de las mujeres que más sabe de seducción frente a una cámara, el ángel de Victoria's Secret Candice Swanepoel.

VER GALERÍA

-Leer también: Irina Shayk, las revelaciones de su primer posado del verano en bañador

El bañador protagonista de este duelo de estilo es una pieza de la firma Tropic of C, que cuenta como diseñadora con Candice. La pieza en cuestión presenta un escote palabra de honor y combina el color blanco frontal y posterior con bandas laterales negras generan ese milagroso efecto visual estilizador. Una tendencia que, curiosamente, Bruna también incorpora a sus looks como invitada, como mostró a su paso por la última edición del Festival de Cine de Venecia. En este caso, su vestido incluía una cinta en contraste en la cintura que afina aún más su silueta.

Ha sido durante su estancia en Santorini (Grecia) donde Bruna Marquezine ha querido posar mostrando esta creación que también incorpora un cinturón negro en contraste para un mayor énfasis en el efecto estilizador y que podemos ver en el stories o muro principal de Instagram de la firma donde agradecen el apoyo de la brasileña. "Maravillosa", así la califica la marca.

En una de las instantáneas, la brasileña aparece apoyada en el borde de una piscina y gira ligeramente la cabeza para mirar a la cámara. Esta pose es la que recuerda especialmente a la imagen de Irina Shayk a orillas del mar a finales de junio. 

La pieza en concreto es el modelo C90 en blanco con ribetes en negro, que recupera los códigos estéticos de la moda de finales del siglo XX y que la propia Candice Swanepoel presentó en el catálogo de la firma como uno de los diseños estrella de esta temporada. Confeccionado en poliamida y elastano, tiene un precio de 197 €. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie