kate-moss-messika-2t

Hablamos con Kate Moss sobre sus 30 años triunfando en la moda: 'Yo sigo mi instinto, no las tendencias'

La modelo que transformó el canon de belleza en los años 90 nos presenta en primicia su nueva colección de Alta Joyería

por Amaia León

Rompió las reglas de la industria en los 90, cuando en la pasarela reinaban las modelos de 1,80 con cuerpos de amazona y melenas imposiblemente cardadas. Su delgadez, su rubio grunge y una forma de entender el estilo mucho más sencilla que la de sus compañeras de profesión hicieron de Kate Moss un icono, no solo entonces, cuando Claudia, Naomi, Cindy o Christy -esas tops que no necesitan apellido- la aceptaron como a una más a pesar de la amenaza que suponía que triunfara el heroin chic. A de hoy, casi tres décadas después de protagonizar la famosa campaña para Calvin Klein que le valió el éxito internacional, la inglesa sigue siendo la modelo más buscada.

"Yo no sigo la moda ni las tendencias, sigo mi instinto y rompo las reglas", nos cuenta, vía mail, la que es para muchos la top model más influyente de todos los tiempos. Y nadie cuestionaría que esa filosofía funciona, pues aunque sus apariciones sobre la pasarela son contadas -la última, hace apenas unos días, en el desfile de Versace y Fendi, donde compartió escena con su hija, Lila-, Kate Moss sigue protagonizando las mejores campañas y colaborando con firmas en proyectos tan especiales como el que ahora presenta, su segunda colección de Alta Joyería para Messika. Bautizada como Opus 2, se trata de una propuesta ultra colorida que, como explican Valérie Messika, diseñadora de la casa, llega en un momento en el que "ser feliz es primordial y es lo primero a cumplir". Aunque la colección se presentará en un desfile el próximo domingo 3 de octubre, ¡HOLA! te adelanta en primicia cómo será.

- Kate Moss, una orgullosa mamá ante el éxito de su hija, Lila, sobre la pasarela

Un estilo único que la mantiene en lo más alto desde hace décadas

"Audaz" y "excepcional" son dos palabras que podrían definir perfectamente a Kate Moss, y son las escogidas por Messika para explicar esta nueva colección formada por 36 piezas que, gracias a la malaquita, la madreperla blanca, la turquesa o el ónix en contraste con el oro y los diamantes, logran un colorido que nos traslada directamente a la naturaleza más optimista. Joyas clásicas como anillos, pendientes, pulseras y collares, así como otras más rompedoras -piezas para la cabeza o earcuffs también forman parte de la línea. materializan a la perfección el estilo bohemio, chic y roquero del que Kate es, no hay duda, la mejor embajadora desde sus inolvidables apariciones en el Festival de Glastonbury a comienzos de los 2000. ¿Cómo ha logrado mantener ese estatus desde entonces?

"Hay estilos que se mantienen en el tiempo y nunca pasan de moda. Personalmente yo no sigo la moda ni las tendencias, sigo mi instinto y rompo las reglas. Una prenda que podría definir este estilo sería un caftán bohemio que usaría en un almuerzo en la playa, combinado con varias capas de collares y brazaletes", nos responde, antes de concretar que "un toque personal puede marcar la diferencia en un look". Las joyas son, sin duda, uno de esos detalles que transforman tu imagen, y Kate afirma que cualquier ocasión es buena para aprovechar ese poder.

Sobre joyas, estilo y la moda post-pandemia: hablamos con Kate Moss

HOLA: ¿En qué ocasiones te parece imprescindible llevar joyas?
KATE MOSS:
Cualquier ocasión es perfecta. Personalmente me encanta llevar diamantes con pantalones vaqueros cortos y una camiseta. Siempre depende de tu estado de ánimo y de tu estilo. Yo me pondría joyas en diferentes ocasiones, desde un almuerzo en la playa, hasta con un vestido de cocktail elegante, o también para ir a la oficina.

¿Qué tipo de joyas utilizas a diario?
Disfruto de las joyas todos los días, así que siempre cambio lo que me pongo. No hay nada que no me quite, elijo mis joyas en función de mi estado de ánimo y la ocasión, así que no serán siempre las mismas.

¿Cuál es la pieza más especial que guardas en tu joyero?
Muchas de mis piezas tienen un valor sentimental especial, varias de las que tengo me las han regalado en momentos significativos de mi vida,  así que no podría elegir una pieza en particular. Por ejemplo, mi novio, que viaja mucho, me suele comprar joyas de sus viajes a la India. Esas joyas son también muy especiales para mí, ya que entiende muy bien mi gusto.

Seguro que también compartes joyas con tu hija, Lila Moss. Ahora que comienza a triunfar como modelo, ¿qué consejo le has dado?
La sencillez es clave para hacer una declaración de moda simple. Confía en tus instintos.

A lo largo de tu carrera has tenido la oportunidad de realizar decenas de colaboraciones, ¿por qué has decidido repetir con una firma de joyas? ¿Qué tienen estos accesorios que te atraen tanto?
Me encanta el espíritu de Messika. Valérie Messika cree realmente en no encerrar los diamantes y poder disfrutar de ellos todos los días. Ambas creemos en romper con los códigos y las reglas existentes de la joyería, en no establecer ningún tipo de limitaciones. Coincido totalmente con su forma de ver el universo de la joyería. Me identifico con la mujer Messika, una mujer moderna, audaz, libre, independiente e intrépida.

Cuando se trata de joyas tan coloridas y especiales como las de esta colección, ¿con qué tipo de look las llevarías?
Todo depende de la ocasión, pero creo que estas piezas son totalmente versátiles, tal y cómo la esencia de la firma y pueden ser utilizadas tanto con looks sencillos, como así también con prendas de noche y elegantes.

¿En qué tipo de mujer piensas al diseñar estas joyas?
Me inspiro en todas las mujeres que he conocido a lo largo de mi vida, en aquellas que me han apoyado y motivado, sobre todo en quienes son valientes, libres, indepedientes e intrépidas.

La moda ha cambiado por completo en el último año hacia un estilo más práctico y sencillo. ¿Por qué has decidido lanzar, precisamente ahora, una colección de Alta Joyería tan enfocada a grandes eventos?
Definitivamente hemos aprendido varias lecciones de la pandemia. Debemos apreciar las cosas sencillas de la vida y dedicar tiempo a uno mismo. Pero, como he dicho anteriormente y compartiendo la visión de Valérie Messika, los diamantes son para disfrutarlos todos los días y no encerrarlos en el joyero para utilizarlos únicamente en ocasiones especiales. Esta colección de Alta Joyería cuenta con esa versatilidad en su uso. Es espontánea y disruptiva de todos los códigos.

Igual que ella, está claro. Y si a ese punto de partida le sumamos que la colección llega en un momento en el que, sea de un modo u otro, estamos retomando las ilusión por arreglarnos, divertirnos y volver a sentirnos bien, la colección parece inexorablemente llamada a triunfar.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie