look alejandra dominguez boda belen corsini t

Boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini

Alejandra Domínguez, una original invitada con traje sastre de Antonio García

El diseñador sevillano firma este look que recrea los años 80 y ha convertido a la modelo en una de las asistentes más llamativas

por María Martín de Aguilar

Otra de las invitadas más esperadas en este día y que nunca nos deja indiferentes es Alejandra Domínguez, quién ya nos sorprendió hace dos años en la boda de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart en la que Enrique Solís y Tello presentó en sociedad a su nueva novia por aquel entonces. La modelo sevillana experta en marketing y comunicación, que también ha hecho su primeros pinitos como maquilladora nupcial, sorprendió con un vestido azul con un maxi lazo en el cuello y con botones dorados del diseñador Antonio García, joyas de Roberto Coin y zapatos Manolo Blahnik. Ya en aquella ocasión llamó la atención con su look para la boda y fue clasificada por los medios como una de las invitadas más elegantes y mejor vestidas. Desde entonces, hemos visto como la pareja ha demostrado su amor en las redes sociales y esta vez, de nuevo reunidos en el emblemático Palacio de Liria, han aparecido juntos para ser testigos del 'sí quiero' de los condes de Osorno, Belén Corsini y Carlos Fitz-James Stuart.

VER GALERÍA

De nuevo vuelve a confiar en Antonio García

La modelo se ha puesto en manos del diseñador sevillano Antonio García para asistir a una de las bodas más esperadas del año en la alta sociedad española, y ha sorprendido a todos con un arriesgado diseño con un traje pantalón hecho a medida inspirado en una nueva visión del sastre estructurado. El diseño destaca por sus colores llamativos como el morado, el naranja, el rosa y el blanco marfil, enmarcado en un tejido mikado de seda, e inspirado en los años 80 y en los códigos del traje femenino marcados por la influencia de Yves Saint Laurent y Givenchy.

VER GALERÍA

El traje de chaqueta en mikado de seda morado ha captado todas las miradas, y se forma por un pantalón estilo baggy en morado, un top en crepe de seda rosa con trabillas en hombro a juego con la chaqueta tipo bolero estructurado con la atrevida mezcla de colores.

Como complementos, la sevillana ha apostado por unas sandalias Tribute en charol y con pulsera al tobillo de Yves Saint Laurent, un clutch negro de Uterqüe, gafas negras de Missoni y joyas de Rabat entre las que destacan unos maravillosos pendientes de oro rosa con forma de serpiente y zafiros multicolor, y dos anillos también de oro rosa con zafiros multicolor, todos ellos de la colección Rainbow de la firma española.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie