Michelle Obama

Michelle Obama, los grandes secretos de estilo de la mujer más admirada en Estados Unidos

Analizamos cómo ha evolucionado la forma de vestir de la mujer de Barack Obama desde que dejó la Casa Blanca

por HOLA.COM

La moda es un lenguaje que las primeras damas están acostumbradas a hablar. Quizás el ejemplo más claro que es el de Melania Trump, quien ha recurrido en más de una ocasión a la vestimenta para mandar mensajes. Pero quien también dejó huella con su personal estilo fue precisamente su predecesora en la Casa Blanca, Michelle Obama, nombrada la mujer más admirada de Estados Unidos por la firma Gallup. Tanto durante el mandato de su marido, Barack Obama, como en su carrera lejos de la residencia oficial, orientada hacia la escritura (hace un mes publicó sus memorias), Michelle nunca ha perdido de vista las tendencias. De hecho, inaugurando la nueva etapa de su vida como escritora demostró que la moda seguía teniendo un gran peso cuando acudió al Barclays Center de Nueva York, llevando unas altísimas botas brillantes de Balenciaga valoradas en 3.500 euros a la tertulia que compartió junto a Sarah Jessica Parker sobre su obra Becoming.

Pero, ¿cuáles son las directrices que sigue Michelle Obama para que su estilo se haya convertido ya en icónico? Además de su personalidad sincera, una cualidad que ha hecho que se ganara la admiración de los ciudadanos del país, sus looks también son una referencia. Es experta en utilizar la moda como instrumento, sí, pero también como celebración, algo que pudo aprender de la estilista Meredith Koop. Durante su estancia en la Casa Blanca, entre enero de 2009 y enero de 2017, fue Koop quien ayudó a la ex primera dama a "vestirse para todo tipo de eventos", según declaró la propia Michelle al diario Gulf News.

Trabajando para Casa Blanca, la estilista se aprovechó de la atención que recibía la mujer del presidente para apoyar las emergentes carreras de jóvenes diseñadores americanos, rompiendo el gusto clásico y rígido de otras etiquetas más tradicionales, como puede ser la británica.  Pero, por supuesto, el estilo propio de Michelle era lo primordial. "Lo que ella lleve tiene que reflejar su personalidad de manera auténtica", afirmó Meredith Koop al mismo diario, dejando claro que el carácter y el gusto personal son claves a la hora de escoger un estilismo.

Y es que por mucho que se le considere una de las mujeres más influyentes del mundo por su estilo, según lo que la ex primera dama declaró a la revista People, su gusto se acerca mucho más al de la media de lo que podría imaginarse. "Suelo llevar vaqueros y jerséis anchos. Esa soy yo", afirmó en la publicación. Admite que desde que ha dejado la Casa Blanca viste de manera más sencilla y relajada, lejos de los diseñadores que consiguieron colarla en las listas de las mejores vestidas como Jason Wu o Prabal Gurung. Además, sin la ayuda de una estilista y aunque sigue siendo capaz de lanzar sólidos mensajes con su ropa, Michelle Obama reconoce que, como todas, también tiene días en los que no sabe qué ponerse.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie