mario-casas-bulgari2

Mario Casas se convierte en embajador de la colección más icónica de Bvlgari

Siguiendo los pasos de Úrsula Corberó, el actor prestará su imagen a las colecciones Octo y Bzero1 en España y Latinoamérica

por hola.com

El cine español vive uno de sus mejores momentos, y no solo dentro de la industria cinematográfica: la joyería italiana también se ha rendido a nuestros intérpretes. Porque si hace unas semanas anunciábamos que Úrsula Corberó se estrenaba como embajadora internacional de la línea Fiorever de Bvlgari, ahora es Mario Casas quien se suma a la familia de la prestigiosa firma de joyas. El actor coruñés de 32 años ha sido el elegido para representar a las colecciones masculinas Octo y Bzero1 en España y Lationamérica, un regreso por todo lo alto a la publicidad, donde Mario comenzó en 2005 su carrera. Desde esos primeros papeles en diferentes anuncios, su vida ha cambiado por completo y hoy es uno de los actores españoles más reconocidos. Sin embargo, la pasión que siente por su trabajo y por la vida sí se ha mantenido a lo largo del tiempo, un rasgo que ha sido decisivo para que Bvlgari quisiera contar con él.

Según afirman desde la casa joyera, Mario "encarna a la perfección el espíritu romano de la marca, esa alegría de vivir que, desde que Bvlgari se creó en 1884, se transmite en todas sus creaciones. Es precisamente su pasión por la vida, por su trabajo como actor, su elegancia más allá de los conceptos tradicionales, rompiendo las reglas, natural y desenfada, y ese punto de confianza atrevida pero serena lo que ha llevado a la marca italiana a elegirle". El intérprete será embajador de dos colecciones: Bzero1, que se creó en 1999 para recibir al nuevo milenio y en menos de dos décadas se ha convertido en la más icónica de Bvlgari, y Octo, el reloj que, en su versión Finissimo, suma cuatro récords mundiales al más fino del mundo. 

A unas semanas de despedir 2018, este nuevo proyecto supone el colofón de un año en el que Mario Casas ha estrenado dos películas con los que posiblemente sean sus papeles más complicados hasta la fecha (Martinon en 'Bajo la piel del lobo' y Francesc Boix en 'El fotógrafo de Mauthausen') y una serie en la que comparte pantalla con su hermano Mario Casas. Además, vuelve a unirle con Úrsula Corberó, con quien ya protagonizó una campaña de moda en 2016 pero nunca ha trabajado en cine o televisión.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie