fidir

Eddy de Windsor, el ahijado de Diana de Gales que ha heredado su pasión por la moda

El joven aristocrático ha anunciado que continúa trabajando en su propia firma de ropa y que va a abrir una tienda propia

por hola.com

La relación entre el mundo de la moda y la Familia Real británica viene de lejos y no resulta sorprendente. Actualmente, figuras como Kate Middleton y Meghan Markle acaparan miles de titulares en todo el mundo debido a sus elecciones estilísticas, pero también otros personajes algo más alejados en la línea de sucesión como Lady Amelia Windsor están pisando fuerte en la industria. Si la joven aristócrata es uno de los rostros habituales en las Fashion Weeks más prestigiosas y ha llegado incluso a subirse a la pasarela y formar parte del elenco de influencers junto a la princesa Olympia de Grecia, de la mano de la casa italiana Dolce&Gabbana, su hermano no se queda atrás. 

Edward Windsor, más conocido como Eddy, se ha mantenido siempre en un segundo plano pero ha ido construyendo poco a poco su propia empresa de moda masculina que está a punto de dar un importante salto. Este londinense de 29 años es nieto del Duque de Kent, primo de la reina Isabel II, y ocuparía el 36º puesto en la línea de sucesión al trono británico si no fuera por su conversión al catolicismo, que le priva de este privilegio. Sus padres son George y Sylvana Windsor, los condes de St. Andrews, y su madrina es ni más ni menos que la fallecida Diana de Gales. 

Parece que Lady Di transmitió a su ahijado su espíritu rebelde y su pasión por la moda. Es poco habitual que Eddy haga apariciones en actos reales tal y como sí que hacen en ocasiones sus hermanas Lady Amelia y Lady Marina, ya que se ha centrado más en desarrollar su faceta como empresario y en su pasión por viajar que en su papel como aristócrata británico. Tal y como ha declarado en una reciente entrevista en la revista Tatler, prefiere pasar sus vacaciones haciendo trekking solo que acompañar a sus padres en sus idílicos viajes por Italia. En mayo de 2017 fundó Fidir, una casa de moda de hombre cuyo nombre significa 'experienciar' en gaélico y que está inspirada en sus viajes por la geografía escocesa, como ha explicado en varias ocasiones. Tanto los materiales como los colores o los cortes pretenden evocar la fortaleza y la belleza de Escocia. 

Eddy, que se autodefine como un soñador, ejerce de director creativo y se desplaza a diversos paisajes para tomar referencias de las colecciones, en las que se pueden encontrar tanto ropa como camisetas, jerseys y cazadoras como accesorios entre los que destacan gorras y bolsas de viaje. Hasta ahora, todos estos productos podían adquirirse a través de su web, pero, tal y como ha desvelado a Tatler, su próximo paso será abrir su primera tienda física propia para que todos los fans de Fidir puedan ver sus artículos en vivo antes de hacerse con ellos. Todavía no hay fecha de inauguración ni lugar -aunque le gustaría que fuera en algún pueblo escocés como Braemar o Ullapool-, pero el ahijado de Diana de Gales pretende expandir su negocio y establecerse como una de las marcas de referencia en Reino Unido. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie