Penélope Cruz

Penélope Cruz convierte su vestido de fiesta en el mejor look de los Emmy

Su espectacular diseño con corpiño y falda de tul nos demuestra por qué la actriz española sigue siendo imbatible en la alfombra roja de Hollywood

por Mara Mariño

Pese a estar nominada a los Premios Emmy como mejor actriz de reparto por su papel en American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace, Penélope Cruz se presentó a los galardones de la pequeña pantalla con un vestido muy alejado de la firma de lujo italiana. Su papel como Donatella Versace no impidió que fuera de Chanel, la icónica firma francesa de la que es embajadora, quien diseñó su vestido de fiesta en la gran noche del cine. Una llamativa elección en gris y blanco con plumas, con el que era imposible pasar desapercibida, convirtió a la intérprete en una de las invitadas mejor vestidas de la noche ocupando medios internacionales a pesar de no llevarse la preciada estatuilla. El modelo pertenece a la colección de Alta Costura primavera-verano 2017, aunque se ha modificado artesanalmente para ella.

VER GALERÍA

Para la 70ª edición de estos premios, celebrados en Los Ángeles, optó por un vestido muy afrancesado con escote palabra de honor, sin duda el escote insignia de la española. Con una impresionante falda de vuelo realizada con seda y tul cuyo bajo mostraba bordados de plumas, dotando al diseño de continuo movimiento, era el corpiño el que se llevaba el protagonismo. La actriz parece haber encontrado en este tipo de piezas con cuerpos encorsetados el detalle favorecedor para su figura, ya que en la edición de Cannes de este año también llevó un modelo ajustado con un escote voluminoso, una confección que realza el pecho gracias a la forma y a la estructura del corpiño que logran las ballenas o láminas flexibles.

En concreto, el de la firma francesa, era una prenda adornada con 8.000 piezas entre las que se incluían las finas plumas y abalorios cosidos enteramente a mano. Un proceso que, aproximadamente, ha llevado unas 280 horas de trabajo artesano. Además, a juego con el vestido, Penélope Cruz llevaba un chal del mismo material rematado también en plumas que le servía para cubrirse los hombros.

VER GALERÍA

No faltó tampoco por parte de la intérprete de 44 años el cuidado detalle sobre los complementos que acompañarían al vestido de gala. Un collar de diamantes a juego con unos sencillos pendientes de Atelier Swarovski quedaban a la vista gracias a la elección del peinado: una coleta alta tirante que caía sobre el cuello de la nominada. Siguiendo los colores grises del modelo, los tonos plateados quedaron en un segundo plano limitados a las sandalias de tacón con pulsera y al maquillaje. El beauty look estaba compuesto por un ahumado más claro en la zona próxima al lacrimal gracias a los matices platas. La manicura en rosa palo combinaba a la perfección con los labios en color nude de la actriz demostrando que se puede llevar un maquillaje de fiesta que no resulte excesivamente cargado.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie