Penélope Cruz

Eva González y Penélope Cruz, duelo de estilo en blanco y negro

Dos vestidos, dos diseñadores pero el mismo denominador común, ¿quién es tu favorita?

por María Muñiz

 A priori, poco tienen en común la una con la otra, salvo el pequeño detalle de que ambas sean dos de los rostros más representativos de nuestras fronteras. Eva González por dominar las pasarelas más prestigiosas del país, colarse en nuestro salón cada lunes con Masterchef y, sobre todo, por alzarse con el título de Miss España allá por 2003. Y Penélope Cruz, por haberse convertido en la musa del cine español, más concretamente de Almodóvar y haber llevado la marca España a niveles internacionales. Pero además de ello, ayer, en menos de 24 horas, ambas, aunque una en Nueva York y la otra en Madrid, coincidieron con la tendencia de los vestidos bicolor de la temporada, con el binomio blanco y negro como protagonista. Eso sí, cada una apostando por patrones y estilos diferentes en pro de la ocasión. ¿Quién lo ha llevado mejor?

Aunque hace unos días Penélope dejaba a un lado ese color negro que tanto la caracteriza alfombra roja tras alfombra roja, todo eso ha quedado atrás y en esta ocasión quiso recuperarlo junto a otro de sus colores estrella, el blanco, paseando por las calles de Nueva York mientras acudía a la Fundación SAG-AFTRA. La actriz no dejó de lucir y marcar escotazo, en un wrap dress de David Koma, de tirantes y pronunciado escote en 'V', que se adaptaba a su pecho, recogiéndolo y elevándolo, haciendo que toda la atención recayese sobre el busto. Además, esta pieza se completaba en esta parte con una hilera de flecos diagonales, lo que resaltaba aún más sus curvas, y una abertura infinita, que aportaba el toque de sensualidad, convirtiéndolo en una elección más que apta también para la noche.

Para los accesorios, la madrileña decidía continuar con esta monocromía y apostaba por unas sandalias negras tipo peeptoes con tacón alto, ancho y dorado. El contraste lo aportaba el bolso, estilo tote, de Tod's, el modelo Sella Bag, valorado en 1.500 €. Mientras, las joyas, de Swarovski, pasaron desapercibidas, dividiéndose entre solitarios y pendientes largos, que quedaron cubiertos por su melena suelta, natural y despeinada. 

Entre tanto, al otro lado del charco, le salía una dura competidora. Eva González deslumbraba en la inauguración del restaurante de MasterChef, situado en la calle Velázquez de Madrid, con un vestido, como anunciábamos al principio, también en blanco y negro y cruzado, de largo midi y fluido, que se cerraba con un cinturón a modo de lazo, dejando una abertura central al final de la pierna.

Al contrario que Penélope, la ex Miss España prefirió que fueran los accesorios los que rompieran su blanco y negro. Así, siguiendo la sencillez que caracterizaba a este look, la nueva mamá casi no se decantó por complementos, cediendo una parte del protagonismo de su estilismo a los salones con pulsera y en ante naranja, que pusieron el punto final.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie