neiuva

Meghan Markle recupera una de las tendencias favoritas de Diana de Gales

La futura Duquesa de Sussex aparece en Londres con una de las prendas que mejor representó el estilo de la madre del príncipe Harry

por Elena R. Ballano

A falta de unas semanas para su boda, Meghan Markle y el príncipe Harry siguen cumpliendo con los diferentes actos de su agenda; una lista de eventos que permiten a los seguidores de la futura Duquesa de Sussex descubrir sus nuevas adquisiciones. Si hace unos días la actriz sorprendió al lucir su primer estilismo primaveral, gracias a una gabardina de Babaton, esta vez la prometida del príncipe Harry ha ido un paso más allá al aparecer ante los medios con un conjunto de inspiración navy; una elección con la que demuestra seguir los pasos de Diana de Gales y la Duquesa de Cambridge en su gusto por el estilo náutico.

VER GALERÍA

Meghan Markle y el príncipe Harry asistieron a una recepción con delegados del Foro de la Juventud de la Commonwealth en el Centro de Conferencias Queen Elizabeth II en Londres; un encuentro que tenía como objetivo conocer de cerca sus diferentes proyectos. 

VER GALERÍA

Para esta cita, Meghan Markle se decantó por un look marinero compuesto por un vestido de tirantes a rayas de estilo francés de la colección Resort 2018 de Altuzarra, de inspiración años 80 (1.595 €) y un blazer negro con botones dorados de Camilla and Marc (626 euros), una marca que cuenta entre sus clientas VIP con Kim y Kourtney Kardashian o Kendall Jenner. 

VER GALERÍA

Curiosamente, las chaquetas tipo blazer con botones dorados de estilo náutico fueron una de las prendas más icónicas de Diana de Gales; una tendencia que, años más tarde, ha seguido también la Duquesa de Cambridge en sus estilismos más informales. 

VER GALERÍA

Para completar el estilismo, Meghan Markle apostó por incluir complementos en la misma gama cromática: un bolso bandolera  a rayas de la firma Oroton (207 €), unas zapatos negros de ante de 10.5 centímetros, con pulsera en el tobillo de Tamara Mellon (383 euros) y unos pendientes de oro de Les Plaisirs de Birks (335 euros).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie