Correr con el bebé a cuestas: la última moda ‘running’

por hola.com

Las nuevas mamás han descubierto la fórmula mágica para recuperar la figura después del parto sin que sacar tiempo para ello suponga un problema de conciliación familiar ¡y quemando hasta un 20 % más de calorías que con una sesión de gym! Se trata de un nuevo fenómeno que algunos han bautizado bajo el nombre de babyrunning y que, básicamente, consiste en salir a correr por el parque mientras empujas el cochecito del niño. En Londres y Nueva York ya es todo un deporte nacional y, seguro, que en tu ciudad no tardarás en ver a los primeros valientes en lanzarse a la aventura. De hecho, en Madrid se acaba de celebrar la I Edición de Babyton, una carrera creada por la plataforma para deportistas Runin y apoyada por la marca Bugaboo, con el fin de disfrutar de un estilo de vida sano en familia. Aquí van algunas recomendaciones básicas para ‘correr con el bebé a cuestas’.

  1. El arma secreta para practicar el babyrunning es hacerte con uno de los carritos especiales de tres ruedas que existen en el mercado. De esta manera, no sólo garantizarás al pasajero abordo un paseo sin ajetreos; si no que te sentirás más cómoda a la hora de correr -teniendo que hacer sólo la fuerza necesaria sin riesgo de lesionarte-. Es cierto que son más caros que una clase de gimnasio; pero, sin duda, te ahorras el dinero de cuidar al niño mientras realizas ejercicio y así pasar más tiempo con él.
  2. Prepara tu equipación y la del pequeño. Ten siempre en cuenta que tu sesión de running ahora es compartida y que puede que esa personita que llevas en el cochecito tenga frío, hambre o simplemente no le apetezca correr ese día. Lleva varias capas de ropa, agua, etcétera. Si llora, no hay más que hablar, es el momento de volver a casa. “Es una manera de aprovechar el tiempo con ellos haciendo lo que más nos gusta; nos sirve para estrechar lazos, inculcarle valores deportivos, transmitirle emoción, que se sienta especial…”, nos explican desde la plataforma organizadora de Babyton.
  3. ¡Que no se te olvide estirar! Practicar el running con carrito trabaja en profundidad la parte superior del cuerpo: trapecios, tríceps y paravertebral. No hace falta decir que también tonificarás glúteos y piernas. Además de estirar correctamente estos músculos, se recomienda empezar corriendo a intervalos: corre un minuto y camina dos; y siempre deja un día o dos de descanso entre salida y salida.
  4. Evita las malas posturas al correr. “El error más frecuente es inclinarnos hacia delante, ya que, de esta manera, perdemos el control. Hay que conseguir mantener una posición vertical y sujetar el carro con las dos manos, pero sin apretar demasiado para que los antebrazos no sufran”, explican los expertos de Runin. Un truco: Mientras vas corriendo, suelta, de vez en cuando, una mano y haz pequeños ejercicios en marcha para ‘soltar’ tensión.

Los mejores cochecitos de bebé para hacer running


VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie