Cuestionario de la felicidad de Almudena Cid

La ex gimnasta olímpica y actriz nos revela las cosas que le hacen feliz en su día a día

Cuestionario Almudena Cid LIVING 33
Ana Poyo

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

La ex gimnasta olímpica y actriz está volcada en sí misma y en su carrera. Inmersa en la función teatral Una historia de amor y en la grabación de un nuevo proyecto, la embajadora de la campaña #MaryKayInspira nos descubre las pequeñas cosas que le sacan una sonrisa en su día a día.


Cuestionario Almudena Cid LIVING 33©GettyImages
Tu persona favorita en el mundo.

Mi madre.

Un domingo perfecto.

Uno en el que pueda mimarme. Es el día que dedico a mi cuidado personal, usando entre otras cosas los productos de Mary Kay. Reservar tiempo para mí me ayuda a afrontar la semana.

Tres objetos que te hacen feliz.

Mis cajas de música, con las bandas sonoras de mi vida; el maillot con el que me retiré y la lámpara que ilumina el rincón del sofá donde me gusta leer.

Un plato por el que saltarse la dieta.

Pasta con trufa y, en lo que se refiere al postre, fresas con nata.

La canción que te pone las pilas.

Ahora mismo “Ya me cuido yo”, de Susana Ballesteros.

Tu mejor recuerdo de la infancia.

Ir a la piscina con mis hermanos en el pueblo.

El viaje de tu vida.

Uno en autocaravana.

Un pensamiento alegre antes de irte a dormir.

La sonrisa de mi sobrino Mako.

Un lugar al que volver.

Japón, especialmente a sus papelerías.

Tu hora preferida del día.

El momento del café.

Una app que nunca te falla.

Instagram es la que más uso. Esa y Google Maps.

Qué te pone de buen humor.

Escuchar música mientras ordeno.

Lo que te arranca una carcajada.

Recordar el día que intenté meter comida en un táper sin abrirlo. De pronto pensé que era como ir al baño de madrugada y no acordarse de levantar la tapa.

Más sobre