Lucía Liencres: Yoga en la arena

Cambió el derecho por el yoga y Madrid por Tarifa. Hoy Lucía Liencres arrasa en lo suyo mientras disfruta de su buscada e idílica vida en familia

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living

Un viaje a Kenia le cambió la vida. En 2012 y sin ningún plan para aquel verano, decidió irse a Malindi, en la costa keniata, a visitar a su tía Marujín, yogui desde hace 40 años. La impresión que le causó verla hacer sus ejercicios matutinos hizo que en menos de un año Lucía Liencres cambiara su carrera como abogada por el yoga y su vida en Madrid por una nueva en Tarifa. En la actualidad, sus enseñanzas en THECLASSyoga la han convertido en todo un fenómeno y vive con su familia -su marido, Tomi Santoro, y su hija, India- junto a las dunas de Tarifa.

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía, que asegura que el yoga la ayudó muchísimo durante el embarazo, en una bella imagen junto a su hija. Arriba, detalle de la piscina en su casa de Tarifa.

-¿Tan claro lo tuviste?

-Descubrí el yoga a través de mi tía Marujín. Pero mi bisabuelo también era pintor de mandalas y tántrico; vivió muchos años en Indonesia. Justo cuando él murió es cuando empecé con el yoga. Y cuanto más aprendía, más segura estaba de que mi camino iba en esa dirección y de que el mundo de la oficina tenía sus días contados. A mi madre le pareció genial y mi padre, que es más tradicional, me preguntó si estaba loca; aunque ahora lo niega (risas).

“Descubrí el yoga en Kenia a través de mi tía Marujín. Pero mi bisabuelo también era pintor de mandalas y tántrico. Cuanto más aprendía yo, más segura estaba de que el mundo de la oficina tenía sus días contados”

-Te has convertido en una especie de gurú, ¿qué tiene tu yoga?

-Antes daba varias clases diarias en un gimnasio hasta que hubo tanto alumno que aquello se volvió insostenible; no cabíamos en la sala. Mi objetivo era enseñar el yoga desde dentro, porque siempre he sentido que es supertransformador y creo que eso fue lo que hizo que los alumnos se engancharan. Poco a poco fui contando con más profes. Y a los tres años tomé la decisión de abrir THECLASSyoga, un espacio donde enseñar yoga desde el corazón.

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
India, ya tan aficionada al yoga como su madre.

-¿Cuándo entra Tarifa en esta ecuación?

-Siempre lo estuvo. Conocí a mi marido en 2013 aquí; y a los dos nos encanta Tarifa. Él es un apasionado del kitesurf y yo del mar, la naturaleza y Cádiz. Desde hace mucho teníamos claro que queríamos vivir aquí, aunque tuvimos que planificarlo bien.

“Antes daba clases diarias en un gimnasio, hasta que hubo tanto alumno que se volvió insostenible; no cabíamos en la sala. Mi objetivo era enseñar el yoga desde dentro”

-Repartes tu vida entre Madrid y Tarifa. ¿Cómo te organizas?

-Desde Tarifa gestiono el día a día presencial y online y la formación de profes. Y voy cada mes a Madrid a impartir clase. Mis dos hermanas pequeñas siempre me han echado una mano, y ahora sigue ayudándome Blanquita, la pequeña. La parte de programación la lleva mi marido y socio, Tomi; es un emprendedor de éxito y creo que es la persona más motivadora que he conocido nunca; ha montado cuatro empresas y ahora es consultor de la última. Para él nada es imposible. Y desde que se ha involucrado un poco más todo funciona mejor; es un crack. Tengo muchísimo trabajo pero lo cierto es que me encanta todo lo que hago y tengo un equipo muy guay; cada día estamos más alineados.

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Distintos rincones de una casa de líneas minimalistas donde la chimenea y las tablas tienen un lugar prioritario.

-Vuestra casa está en sintonía con esta filosofía; ¿cómo disteis con ella?

-Creo que conozco casi todas las casas de Tarifa, me encanta mirar por Airbnb y por Idealista. Y al final di con la mía. Es una casa en el campo rodeada de naturaleza; consiste casi por entero en ventanales altos y está decorada de forma minimalista. Buenos sofás, buenas camas y tres cositas de decoración que me den paz, nada más. Mi casa es un remanso; un lugar que me aporta calma y desconexión total, quizá demasiada (risas). Lo mejor de todo: mirar la chimenea durante horas y horas.

“El yoga en el embarazo es lo mejor que hice para conectar conmigo y con mi bebé. Y ahora cada vez que mi hija me ve, coge una esterilla y dice: ‘Yo también yoga’”

-¿Y qué te da Tarifa?

-Tarifa me da la vida; respirar profundo, las olas del mar, la naturaleza salvaje. Conectar conmigo misma. Ver las estrellas. Vitamina D todo el año. Gente supermolona y deportista, conectada con los mismos valores que yo. Los mejores restaurantes. La mejor vidilla nocturna. Lo tiene todo. Es un parque de atracciones (risas).

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Distintas escenas de Lucía junto a su hija, India. “En realidad -cuenta entre risas- quería llamarla Índigo, pero era un poco raro, así que me dije: India”. Comparte su vida con ella y con su marido y compañero de vida, Tomi Santoro, en el tranquilo vecindario de El Cuartón.

-Has sido madre recientemente de tu hija, India. ¿El nombre es un homenaje a ese país del que tanto aprendiste?

-La India me encanta, pero el nombre no viene de ahí. En realidad, quería llamarla Índigo pero era un poco raro, así que me dije: India (risas).

“Tarifa me da la vida. Naturaleza salvaje. Conectar. Ver las estrellas. Vitamina D. Gente molona. Restaurantes y vidilla nocturna. Lo tiene todo. Es un parque de atracciones“

-¿Qué ha aportado el yoga en tu reciente experiencia de la maternidad?

-El yoga en el embarazo es lo mejor que hice para conectar conmigo y con mi bebé. Lo recomiendo al cien por cien. Y ahora cada vez que mi hija me ve, coge una esterilla y dice: “Yo también yoga”. Es una maravilla.

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía, con su tabla de skate. Arriba, entrada de la casa.

-¿Cómo es un día en familia en la ciudad de Tarifa?

-Yoga nada más levantarte, un rato de playita con los niños, tomar el sol, hacer kite, disfrutar de unos mojitos todos juntos viendo el atardecer, llegar a casa y dejar a la pequeña durmiendo, ir a cenar a un sitio rico y dar un paseo largo de vuelta a casa. También quedo a menudo con amigas para practicar yoga. Pero en vez de yoga e infusiones hacemos yoga y vinito after practice (risas). Además del kite, a Tomi le encanta el skate y yo me estoy empezando a aficionar, y también me gusta patinar. Y desde hace unos meses tenemos nuestra nueva furgoneta; aún no hemos podido escaparnos, pero la idea es hacerlo en cuanto se pueda.

-¿Tu sueño en un futuro?

-Ya me he asentado definitivamente aquí; de hecho, ya no dispongo de casa en Madrid desde hace un año. Me encantaría dar clases aquí en un futuro, y me encantaría que Tarifa se convirtiese en Bali o costa Rica en cuanto al yoga; creo que público no le faltaría.

Sus claves

Lucía tiene claro cómo sacarle el máximo partido a un rato en la salvaje playa de Valdevaqueros, su predilecta: “Pasear, hacer varios saludos al sol y disfrutar de una sesión de meditación al amanecer”. Si a eso le sumas un rato de kite en familia y empezar y terminar el día en los mejores sitios, es un plan redondo. Sus favoritos: ”Desayuno en Surla, comida en Tangana y la puesta de sol en Carbones 13 -el chiringuito de la actriz Raquel Meroño-”.

Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Lucía Liencres en un reportaje en ¡HOLA! Living©ÁLVARO MEDINA
Arriba, Lucía junto a la furgoneta que acaba de adquirir la familia para organizar sus escapadas tan pronto como las circunstancias lo permitan.

PRODUCCIÓN: INÉS DOMECQ

Fotografía: ÁLVARO MEDINA

Texto: LETICIA ECHÁVARRI

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: MANUEL CECILIO PORTILLO

AYUDANTES DE PRODUCCIÓN: CLAUDIA PINTADO Y ELYZA WARBURG

Look 1: Zara

Look 2: India, de Zara Kids

Look 3: Lucía, de Zara. India, con mono de Doña Carmen; zapatillas de Zapaboo

Look 4: India, con camisa de Doña Carmen; peto de Oshkosh

Look 5: Lucía, de Zara. India, con mono de Doña Carmen. arriba, Lucía, de Zara

Look 6: mono de Mon&Pau; cinturón de Mi Boheme; zapatillas de Nike