por hola.com

"Pasear por el campo, coger setas, visitar pueblos... actividades al aire libre y luego volver a casa frente a la chimenea". Así de sencillo y especial es el plan de Elisabeth Horcher para estas Navidades. Según ella misma nos cuenta "¡No hay nada mejor!". Y es que, en un año lleno de incertidumbre y malas noticias, las fiestas navideñas se presentan como la ocasión ideal para dejar atrás las preocupaciones y centrarnos en la magia, la ilusión y la esperanza que transmiten estas fechas. Por ello, en nuestro número de ¡HOLA! living diciembre visitamos la casa de Pedraza de la familia Horcher, en la que nos recibe la heredera de uno de los restaurantes con más historia de nuestro país. En palabras de la propia Elisabeth, una villa que “te hace retroceder en el tiempo a la época medieval”. 

¿Sin ideas para tu menú de Navidad? Silvia Lodares tiene la solución, la pularda 'The Cook'

Allá por 1943 sus abuelos, de raíces alemanas, abrieron el restaurante Horcher en la villa segoviana de Pedraza, sin hablar apenas castellano. Un local cuyas paredes podrían contar miles de historias. "Por sus salones han pasado Dalí, Jean Cocteau, Charles Chaplin, Marlene Dietrich...", nos cuenta Elisabeth, que representa a la cuarta generación de Horcher a la cabeza del restaurante. Y, sin duda, le ha tocado vivir una de las épocas más duras para la hostelería, a la que han sabido adaptarse y sobrellevar. "Como todos los que tenemos un negocio, nos toca seguir adelante. Hemos hecho Horcher en Casa que es nuestro delivery, y también montamos Horcher en tu casa, que va un paso más allá y pone a disposición personal de cocina y sala para ofrecer en las casas de los clientes una experiencia a la altura del restaurante. Llevamos todo, hasta las flores". 

Una Navidad muy especial

Como cada año, la familia celebrará estas fechas tan especiales en su casa de Pedraza, con el ganso como plato principal y el vino preferido de su abuelo, Baumkuchen, como acompañamiento. "Siempre cocina mi padre, ¡que lo hace fenomenal! Mi madre se ocupa de decorar la casa, de las flores y los detalles...", nos cuenta Elisabeth, a quien la Navidad le haciendo "la misma ilusión que cuando era pequeña y, con niños, todavía más. El árbol lleva figuras compradas en distintos viajes y mercadillos; cada año me llevo a los niños a un mercadillo y eligen una figura para el árbol de Navidad, algo que mis padres también hacían conmigo igual". Una bonita forma de mantener la tradición y la magia que tanto necesitamos en estos momentos. 

Más noticias sobre ¡HOLA! living
Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar