por Laura Alesanco

El fin del verano, la vuelta a la 'nueva rutina' y las complicaciones que se han producido a lo largo de las últimas semanas en todo lo referente a la enfermedad que nos azota, pueden dar lugar a un aumento de tus niveles de estrés. Un fenómeno que los expertos aseguran es completamente normal, pero también es importante tratar para evitar que termine derivando en problemas de ansiedad. Y es que, con elevados niveles de estrés y ansiedad es más fácil que fluyan los pensamientos negativos, los cuales pueden influir en tu salud. Por ello, encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente es clave para empezar a sentirte bien contigo mismo y alcanzar la tan deseada felicidad

- Lee también: 5 sencillos trucos para combatir el estrés ante la llegada de septiembre

La mente está íntimamete ligada al bienestar y una sucesión continuada de pensamientos negativos, derivados del estrés y las preocupaciones del día a día, terminará afectando a tus rutinas, dando lugar a malos hábitos e incluso generando problemas de salud. Por ello, e igual que sucede con el cuerpo, es necesario realizar una desintoxicación, en este caso, de la mente. En este sentido, existen una serie de trucos o prácticas muy sencillos que puedes incluir en tu rutina para calmar tus pensamientos y reducir los niveles de estrés. 

¿Qué hacer para desintoxicar la mente?

Practicar meditación

Aprender a meditar es más sencillo de lo que crees. Aunque alcanzar un nivel experimentado sí puede resultar complicado, el simple hecho de dedicarte 5 minutos a ti misma, para desconectar, hacerte preguntas y descubrir cómo te sientes, te permitirá enfocarte en el momento presente. Pero además, la meditación te ayudará a eliminar el ruido mental que nuestro ritmo de vida ha convertido en una constante. La posibilidad de dejar la mente en silencio, olvidando por un momento tus preocupaciones, tareas pendientes y responsabilidades, contribuirá a reducir tus niveles de estrés. Y, a largo plazo, a sentirte mejor contigo misma

Pásate a la lectura

Una buena forma de desconectar de tus preocupaciones durante un periodo de tiempo más prolongado es enfrascarte en la lectura. Una afición que resulta mucho más apetecible con la bajada de temperaturas, y de la que podrás además aprender lecciones o estrategias para lidiar con tus propios desafíos. 

- Lee también: Ordena tu cuarto de baño en 8 sencillo pasos y suma tranquilidad a tu vida

Desconectar de la tecnología 

El ritmo de vida tan frenético que llevamos, así como la constante exposición a los aparatos electrónicos, también influyen considerablemente en tus niveles de estrés. Además de las 8 horas (o más) de trabajo delante del ordenador, estar constántemente pendiente del teléfono móvil y los maratones de series, hacen que pasemos casi todo el día expuestas a las pantallas. Una costumbre que puede derivar en insomnio, dolores de cabeza, problemas de ansiedad, irritabilidad o dificultad para concentrarte. Por ello, además de seguir los trucos de los decoradores para relajarte en casa, es importante que te dediques al menos un momento al día libre de pantallas y al margen de la tecnología. 

Escribir, tu nueva afición

El simple hecho de poner por escrito tus pensamientos, sentimientos y preocupaciones, generará una sensación de liberación y desahogo. Se trata de una práctica que muchos expertos recomiendan, ya que te ayudará a analizar mucho mejor tus problemas, limpiar tu mente y, en última instancia, desintoxicarte. 

¿Te han gustado estas recomendaciones? Suscríbete aquí para recibir todas las semanas la guía de compras ¡HOLA!.

Más noticias sobre Hola Living Bienestar
Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie