por María Peña

Si hay una cultura experta en temas de bienestar, es la escandinava. Tanto para encontrar las claves que hacen que un hogar aporte felicidad como para establecer una serie de costumbres que, aplicadas en el día a día, pueden mejorar la calidad de vida, los países nórdicos son auténticos gurús del wellness. Es precisamente la época del año en la que nos encontramos la idónea para implementar este tipo de hábitos que ayudan a estar presente y así se conviertan en parte de la rutina durante los once meses restantes. Bajo la premisa de la felicidad propia, las sociedades escandinavas apuestan por tres tendencias que prometen darle un giro de 180 grados a tu manera de afrontar la vida.

Disfruta de la naturaleza

Si la tendencia danesa hygge, que engloba las sensaciones placenteras o cozy que te puede aportar un hogar acogedor -como sentarse en un lugar cómodo a disfrutar de un café o un chocolate caliente mientras lees un libro-, situó a Dinamarca como el país más feliz del mundo, ahora Noruega irrumpe en el ránking de la felicidad con friluftsliv. Traducido literalmente al inglés como free air life (la vida al aire libre), esta filosofía de vida aboga por la importancia del contacto habitual con la naturaleza pero de manera consciente. Es decir, sentir la naturaleza sin la necesidad de gadgets ni complicados aparatos, de manera que un paseo relajado por el mar, por un parque o por el campo armonizando con los sonidos y el entorno se convierta en el mayor beneficio emocional.

'Umage' o el arte de esforzarze 

Sobre todo en el hogar. Traducido del danés como 'esforzarse un poco más', este concepto pretende buscar el bienestar mental a través del tiempo dedicado al hogar. Invertir determinados días al mes en la lista de tareas pendientes con las que siempre se procrastina y nunca se acaba completando, como arreglar ese cajón que no cierra bien, organizar la caótica estantería del salón o el armario, comprar una planta para la esquina aburrida de la habitación o renovar el papel pintado de una estancia puede producir una pequeña satisfacción con uno mismo que, de acuerdo con la filosofía de vida danesa, hará que te sientas más relajado.

A quien madruga...

En Suecia, el término gökotta significa levantarse temprano para escuchar el canto de los pájaros y, aunque aparentemente suene demasiado bucólico para ser cierto, madrugar es una de las mejores opciones para asegurar un día productivo y lleno de paz mental. La autora del libro Good Mornings, Linnea Dunne, asegura que en un mundo frenético, el compromiso de estar enteramente con nosotros mismos, aunque sea durante un momento cada mañana, nos ayuda a ser conscientes de nuestra brújula interior. Unos minutos de meditación, ejercicio físico o tiempo para uno mismo influyen enormemente en el desarrollo posterior del día.

¿Te han gustado estas recomendaciones? Suscríbete aquí para recibir todas las semanas la guía de compras ¡HOLA!.

Más noticias sobre Hola Living Bienestar
Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar