‘House of Gucci’ llega a los cines: así contó a ¡HOLA! Allegra Gucci cómo vivió el asesinato de su padre

‘Se abrió un capítulo muy doloroso y difícil en mi vida’, confesó la heredera del imperio del lujo italiano , hija de Maurizio Gucci y Patrizia Reggiani, en nuestras páginas

Allegra Gucci HOLA 3863

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Allegra Gucci tenía catorce años cuando aconteció el trágico suceso que cambió su mundo de arriba abajo: el asesinato a tiros de su padre, Maurizio Gucci, orquestado por su madre, Patrizia Reggiani. El caso, que conmocionó a Italia y a la industria de la moda en la década de los noventa, ha vuelto al ojo mediático gracias a la esperada película House of Gucci (La casa Gucci), que llega este viernes 26 de noviembre a los cines.

Lady Gaga y Adam Driver©CordonPress
Adam Driver y Lady Gaga, caracerizados como Maurizio Gucci y Patrizia Reggiani, ‘la viuda negra de Italia’, en una imagen de la película ‘House of Gucci’, que este viernes 26 de noviembre llega a los cines.

El filme, dirigido por Ridley Scott y protagonizado por Lady Gaga, en el papel de la ‘viuda negra’, y Adam Driver, como el malogrado heredero del imperio de moda italiano que fundó su abuelo, Guccio Gucci, en 1906, está basado en el libro homónimo de Sara Gay Forden. En él se narran tres décadas de la desconcertante historia de esta familia y, por supuesto, los acontecimientos que llevaron a Reggiani a contratar a un sicario para asesinar a su ex marido y padre de sus dos hijas, Alessandra (1977) y Allegra (1981).

Hace tres años, en agosto de 2018, la más pequeña de las hermanas posó para ¡HOLA! y nos abrió su corazón en un espectacular reportaje a bordo del Creole, el velero que había pertenecido a su padre y que está considerado el más hermoso del mundo. Allegra Gucci relató en las páginas de nuestra revista lo que sintió cuando la desgracia golpeó a su familia, siendo aún una adolescente.

“Después de su trágica muerte, en 1995, se abrió un capítulo muy doloroso y difícil de mi vida, con tan solo catorce años”, contaba la heredera de la casa italiana de moda, que apareció en nuestra revista acompañada por su marido, Enrico Barbieri.

Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci y su marido, Enrico Barbieri, recibieron a HOLA a bordo del ‘Creole’ (el velero que perteneció al padre de la heredera del imperio de la moda italiano), mientras navegaban por las Baleares.

“A esa edad, el mundo cambió totalmente para mí: esa serenidad y despreocupación de las que disfrutaba desaparecieron repentinamente —confesaba Allegra— y solo con el paso del tiempo me di cuenta y asimilé lo que realmente había sucedido. Tuve la sensación de haber estado viviendo como suspendida en el aire por un espacio de tiempo hasta que los acontecimientos me devolvieron a la dura realidad: mi padre se había ido, nunca podría volver a hablar con él, nunca volvería a escuchar su risa y él ya nunca volvería a estar a mi lado”.

Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
En 1983, el Creole fue adquirido por Maurizio Gucci, “un verdadero hombre de mar, gran apasionado por los veleros y defensor del reto italiano en la Copa de América”, según desvelaba en las páginas de ¡HOLA! su hija Allegra.

Además de revelarnos sus sentimientos, en la entrevista, Allegra iba desgranando los hermosos recuerdos que conserva junto a su padre, en especial cuando navegaban en el Creole, que fue adquirido en 1983 por Maurizio Gucci y llevó a cabo una profunda renovación en el barco, respetando sus orígenes. “Mi padre, al que le apasionaba navegar, devolvió a este velero todo su esplendor. El cuidado y la perfecta armonía entre colores y materiales de los interiores es impresionante. Cada camarote tiene su propia personalidad, con un tipo de madera diferente. Y lo mismo sucede con los cuartos de baño, de mármol. Todos esos detalles demuestran lo sumamente elegante y refinado que era mi padre. Los colores, los tejidos y los acabados, en línea con el espíritu del yate, crean un ambiente capaz de hacer vivir sensaciones únicas que forman parte de los más bellos recuerdos de mi vida y que hoy comparto con mi familia con el mismo placer y entusiasmo de entonces”.

Allegra Gucci narraba en ¡HOLA! las diferentes “vidas” del Creole, una goleta de tres mástiles, sesenta y cinco metros de eslora y un elegante casco, negro y ébano, que fue construida por Camper & Nicholson en 1927. Tras pertenecer a diferentes propietarios, incluido el armador griego Stavros Niarchos, el barco pasó tanto por épocas de esplendor —“los Reyes Juan Carlos y Sofía pasaron parte de su luna de miel a bordo”, evocaba la heredera— como de absoluto abandono, “fue en 1983 cuando mi padre, un verdadero hombre de mar, gran apasionado por los veleros y defensor del reto italiano en la Copa de América, devuelve al Creole toda su belleza de antaño”, comentaba con orgullo la heredera de Maurizio. Para ella y su hermana, Alessandra, la mejor manera de honrar la memoria de su padre era continuar con su pasión por los barcos y las regatas.

Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra posó para ¡HOLA! en la cubierta de su fabuloso yate, junto a los miembros de la tripulación.

Él fue quien transmitió el amor por la vela a sus dos hijas. ”De hecho —admitía Allegra en nuestras páginas—, no solo competimos con el Creole, sino también con otro barco que mi padre había comprado y renovado, en 1992, para participar en el circuito de regatas para barcos de época del Mediterráneo”. Ese otro barco era el Avel, al que la heredera Gucci se subió por primera vez para competir en el Torneo Conde de Barcelona en Mallorca.

De acuerdo con su testimonio, las regatas fueron una especie de bálsamo para la bisnieta del fundador de la Casa Gucci. “Siempre me han fascinado los sentimientos que navegar te aporta. Me considero muy afortunada porque, en casi veinte años regateando, he podido disfrutar de la adrenalina del inicio de cada carrera, a parte de haber conocido a gente increíble e icónicos yates que tanto me han enseñado y fascinado”.

Allegra reconocía asimismo en ¡HOLA! que la persona que la ayudó a recuperar la alegría fue su marido. “En 2005, una luz iluminó de repente el largo período oscuro de mi vida; un hombre brillante, muy agradable y extremadamente galante me conquistó: Enrico, mi marido. Desde el momento en que llegó a mi vida volví a descubrir la felicidad que tanto extrañaba y que, con el paso del tiempo, se había hecho cada vez más importante en mi vida. No solo encontré en Enrico al amor, sino también a un compañero de aventuras, un amigo, un cómplice de la vida, un hombre que luego se convertiría en mi marido y en el maravilloso padre de nuestros hijos”.

Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
“Desde el momento en que llegó a mi vida volví a descubrir la felicidad que tanto extrañaba”, aseguraba Allegra Gucci de su marido, Enrico Barbieri, junto al que aparece en la imagen, publicada por HOLA en agosto de 2018

Allegra y Alessandra Gucci viven actualmente en Suiza y son las administradoras del patrimonio que heredaron de su padre. Al principio estuvieron del lado de su madre e incluso apelaron con poco éxito la condena. Finalmente, Patrizia Reggiani, que actualmente tiene 72 años, salió en 2013 en libertad de la cárcel de San Vittore de Milán con una sentencia reducida por “buen comportamiento”.

La entrevista de Allegra en ¡HOLA! finalizaba con la expresión de su mayor deseo: “Poder vivir junto a mi marido una vida serena, con la familia que, con tanto amor, hemos construido juntos”. Ojalá esa ansiada calma no se vea alterada ahora con el estreno en las pantallas de todo el mundo de la película que revive las desgracias y miserias de su familia.

Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!
Allegra Gucci HOLA 3863©Archivo ¡HOLA!