El día que Mila Ximénez reveló en ¡HOLA! las razones de su separación de Manolo Santana: ‘Cuando me casé, idealizaba el matrimonio’

El 29 de enero de 1987, la periodista rompió en nuestra revista el silencio sobre su divorcio del tenista. Su matrimonio fue tormentoso y estuvo marcado por idas y venidas

Divorcio Mila Ximénez y Manolo Santana 1987 ¡HOLA!

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

La relación de Mila Ximénez y Manolo Santana estuvo marcada por idas y venidas, peleas y reconciliaciones. En noviembre de 1981, tras tres años de noviazgo y solos dos meses antes de su boda, la periodista y el tenista anunciaron que rompían “definitivamente”. Ella achacó la decisión a la “vida ajetreada del deportista”, y él lo reconoció. “Últimamente estoy muy ocupado, quizá sea este el principal motivo”, admitía Santana a ¡HOLA!. “Quizá soy un poco egoísta con mi trabajo, incluso dejo pendiente cosas muy importantes de las que tal vez pueda arrepentirme algún día”.

“Hubo un momento en el que yo sólo compartía la casa con Manolo, pero no su vida. No podía contactar con él para nada. No tenía tiempo ni para cenar con amigos comunes. Quizá los dos somos muy independientes”, revelaba Mila en ese reportaje de ¡HOLA!, a finales de 1981. “Creo que es el momento más oportuno para separarnos. Así podemos quedar como amigos e incluso ayudarnos si uno de los dos lo necesita”, concluía la periodista.

Mila Ximénez y Manolo Santana rompieron siendo novios en 1981 HOLA©Archivo ¡HOLA!
Mila Ximénez y Manolo Santana rompieron siendo novios en 1981 HOLA©Archivo ¡HOLA!
Mila Ximénez y Manolo Santana rompieron siendo novios en 1981 HOLA©Archivo ¡HOLA!

Una pareja imperfecta

Aquella ruptura no fue la definitiva. En la primavera de 1982, Mila y Manolo se reconciliaron. El 9 de febrero de 1983, la pareja contrajo matrimonio civil. No pudieron hacerlo por la iglesia porque el tenista ya había estado casado antes, con María Fernanda Dopeso, la madre de sus tres hijos mayores, y todavía no había obtenido la nulidad eclesiástica. El 15 de abril de 1984, Mila dio a luz a su hija, Alba Santana.

Al mirar aquella crisis de noviazgo desde la perspectiva del verano de 1984, ya con su hija, Mila decía a ¡HOLA!: “Mejor es pelear de novios que de casados. En realidad, nosotros lo que hicimos durante nuestro noviazgo fue dejarlo… para ver si nos necesitábamos. Y, al hacerlo, fue cuando nos dimos cuenta de que estábamos mejor juntos que separados. Por eso nos casamos”.

Eran la pareja de moda, pero entre ellos salían chispas. “Manolo y yo somos distintos en casi todo. Por eso nos compenetramos”, aseguraba ella. “Él es tranquilo; yo, un puro nervio. Él tiene paciencia; yo, lo que quiero lo quiero ya, rápidamente. Pienso que es mejor que sea todo así: si los dos fuéramos tranquilos, seríamos una pareja aburrida. Si ambos fuésemos impulsivos, sería tremendo”, añadía. “En Manolo yo he encontrado el equilibrio perfecto. Si tuviera que hacer los trazos de mi hombre ideal, esos trazos coincidirían en casi su totalidad con lo que es Manolo”.

Divorcio sorpresa

Pero el idilio duró poco. A finales de 1986, en medio de los preparativos de su boda religiosa, la periodista y el tenista se separaron e iniciaron los trámites del divorcio. La noticia sorprendió a todo el mundo, ya que solo unos días antes del anuncio habían posado para ¡HOLA! en su nuevo chalet en la “milla de oro” de Marbella y habían hablado de sus planes de tener otro hijo.

Divorcio Mila Ximénez y Manolo Santana 1987 ¡HOLA!©Archivo ¡HOLA!

El 29 de enero de 1987, Mila rompió su silencio en ¡HOLA! y habló sobre las razones de su divorcio de Santana. “Cuando me casé con Manolo, idealizaba el matrimonio. Creía que todos los días de casados serían de la misma intensidad. Pensaba que la atracción, la dedicación y las ilusiones permanecerían inalterables. Me he dado cuenta de que no es así”, explicaba entonces la periodista en las páginas de nuestra revista. “Estoy resignada. Yo fui al matrimonio sin las taras de un anterior fracaso conyugal, cosa que no le ocurría a Manolo”, añadía, refiriéndose al anterior matrimonio del tenista, que había durado casi veinte años (desde 1963 hasta 1981).

Por su parte, Santana no quiso explicar a ¡HOLA! las causas del divorcio ni dar su versión. “Se trata de razones de carácter privado, que pertenecen única y exclusivamente a nuestra intimidad”, dijo el deportista. “Últimamente me identifico más con el papel de padre que de esposo. Para mí, los mejores años de convivencia con Mila fueron los que precedieron a nuestra boda”.

Separación Mila Ximénez y Manolo Santana en ¡HOLA! 1984©Archivo ¡HOLA!
Separación Mila Ximénez y Manolo Santana en ¡HOLA! 1984©Archivo ¡HOLA!
Separación Mila Ximénez y Manolo Santana en ¡HOLA! 1984©Archivo ¡HOLA!
Separación Mila Ximénez y Manolo Santana en ¡HOLA! 1984©Archivo ¡HOLA!

Al principio, parecía que el divorcio de la pareja iba a ser amable. Era una separación de mutuo acuerdo, también en lo económico, ya que un año antes habían hecho separación de bienes. Ese acuerdo también se extendía a la patria potestad sobre su hija: Alba se iba a quedar a vivir en Madrid con su madre, que ejercería la guardia y custodia, mientras que Manolo iba a residir en Marbella. Pero pocos años después comenzó una amarga guerra por la custodia de su hija. Entonces, Mila y Manolo, la pareja de moda de la década de 1980, se convirtieron en “enemigos íntimos”.