Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas se dejan llevar por la solidaridad y el embrujo de Oriente

Asistieron a la cena benéfica organizada por la Fundación Ciudad de la Esperanza y la Alegría, al igual que Fiona Ferrer y Carmen Lomana

por hola.com

El Club de Campo Villa de Madrid se llenó anoche de color, pétalos de flores y ritmos orientales para celebrar, como cada año por estas fechas, la tradicional cena benéfica organizada por la Fundación Ciudad de la Esperanza y la Alegría a la que asistieron, movidos por la solidaridad y cautivados por el embrujo de la India, muchos rostros conocidos. Como en anteriores ocasiones más de 500 invitados se dieron cita y disfrutaron de esta cena y de una subasta benéfica cuya recaudación irá destinada a los diferentes proyectos en los que trabaja la fundación, tanto en la India como en otros países.

 

VER GALERÍA

 

Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas quisieron poner su granito de arena a la causa. Margarita llevó para la ocasión un vestido de color turquesa metalizado, con unas sandalias abotinadas a juego y a su llegada le pusieron en la frente, al igual que el resto de los invitados, el tradicional punto rojo llamado bindi. La pareja dejó por una noche a sus hijos en casa para ayudar a otros niños necesitados y lo hicieron con una gran sonrisa. Hace pocos días Luis Alfonso comentaba, durante la entrega de un premio que concedieron a su amigo Enrique Ponce, que son muy felices con sus tres hijos y una de las cosas que más le gusta hacer es jugar con ellos.

 

VER GALERÍA

 

No faltó nuestra bloguera Fiona Ferrer, quien desde hace algunos años es fiel a esta cita solidaria y ha podido ver de primera mano las necesidades de la India, país en el que esta fundación está centrada. Para esta cena, Fiona lució una falda plateada, top negro de manga corta, sandalias de color plata y negro y un llamativo collar de inspiración étnica. También asistió Carmen Lomana, con un vestido largo de color rosa palo con estampado floral de pedrería.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie