gato-en-la-cama

Estos son los motivos por los que tu gato duerme encima de ti

La mayoría de los propietarios de gatos disfrutan teniendo a su minino encima de la cama. Pero para ellos también es algo positivo. ¿Quieres saber por qué lo hacen?

por Nuria Safont

¿Tu gato duerme encima de ti? Muy probable que así lo haga. Y es que, si tienes la fortuna de tener un gato en casa, seguro que estarás familiarizada con la grata sensación de sentir el peso de tu mascota sobre ti cuando te vas a dormir o cuando te estás echando una siesta en el sofá. ¿Cuál es el motivo por el que los felinos necesitan hacerse un ovillo sobre tu estómago, tu espalda, entre tus rodillas o sobre tu trasero? Son variadas las razones. Pero quédate tranquila, la más común es que tu gato te adora. 

- Leer también: ¿Qué significa que mi gato me amase?

¿Por qué los gatos duermen sobre ti? 

Los gatos son animales muy independientes, es verdad. Pero tienen una sensibilidad muy especial, sobre todo al dormir, momento en el que se sienten muy vulnerables. Por ello, buscan algún lugar que les permita sentir más seguridad y confianza, resguardándose con la compañía de otro ser (que puede ser el dueño), en el momento de dormir. Además, también son amantes del calor, con lo que especialmente en invierno, es habitual que acudan al regazo de sus dueños", nos aclara la veterinaria Ana Ramírez, directora técnica veterinaria de Clínicas Kivet (Kiwoko).

Por ejemplo, uno de los lugares que elegirá nuestra mascota para dormir a pata suelta es el pecho. "Del pecho desprendemos calor, por lo que es común que recurran a esta parte de nuestro cuerpo. Muchos dueños también disfrutan de ese contacto, por lo que pueden atribuirlo al contacto de corazón a corazón. Lo que está claro es que los mininos duermen en contacto con personas porque adoran ese calor que desprendemos, y buscar un espacio confortable y caliente para dormir, sobre todo, en invierno, es imprescindible para ellos", señala la experta. 

Otro de los sitios preferidos de nuestra mascota a la hora de dormir son nuestras piernas. En concreto, en el hueco que se forma si las separamos. Con lo que no es extraño que tengamos que adoptar nuestra postura al dormir para que el minino esté conformable. "Una vez más, nos aclara la especialista en veterinaria, es una parte que también emite mucho calor. Al igual que la cabeza o el cuello". Sí, resulta incómodo, pero muchos de los propietarios de gatos claudican y dejan que sus gatos echen un sueñecito a modo de bufanda. Pero no es la búsqueda de calor la única razón por la que nuestros gatos duermen sobre nosotros. 

- Leer más: ¿Por qué ronronean los gatos?

Búsqueda de seguridad

Los felinos, como decíamos, son animales muy independientes. Pero a la hora de dormir se sienten vulnerables, con lo que, instintivamente, buscan sus propias estrategias para que su vida corra peligro. Y a pesar de que saben que nuestro hogar es un lugar seguro, acurrucarse contra nosotros les da un plus de confianza. Además, añade Ana Ramírez, "también les sirve para estrechar lazos con sus propietarios. Es un comportamiento muy animal (en el amplio sentido de la palabra, porque las personas también lo hacemos), el hecho de buscar calor y protección, es muy instintivo", afirma. 

Y es que, si lo pensamos, nos parecemos mucho a los gatos y a otros animales. "Para nosotros, dormir con frío es muy difícil, para ellos también. Son sensibles a las emociones igual que nosotros. Y, de la misma forma que hay estudios que demuestran que nosotros dormimos mejor si estamos al lado de la persona a la que queremos, ellos pueden buscar el afecto para conciliar mejor el sueño", asegura. 

Pero aunque dormir con tu gato (o perro) es positivo y hay estudios que así lo aseguran, no es una costumbre exenta de riesgos. Pero asumibles si adoptamos las medidas necesarias. 

- Leer más: ¿Por qué mi gato busca siempre el calor?

¿Qué riesgos existen?

Una de las grandes desventajas de dormir con nuestros gatos es que su nivel de actividad por la noche es muy alto: se mueven mucho, se despiertan con los ruidos… tienen un ciclo del sueño diferente, lo que puede hacer más complicado nuestro descanso. Compartir cama con ellos puede ser satisfactorio para los dueños y para nosotros, sin embargo, debemos tener en cuenta que podemos reducir nuestra calidad del sueño.

Compartir la cama con tu compañero felino está lleno de ventajas. Dormir con tu gato ayuda a estrechar el vínculo con tu mascota además de ayudar a la disminución del estrés. Al final, también es compartir cariño, pero siempre es una decisión personal que depende de cómo queramos cada uno educar a nuestra mascota. Aunque, sin duda, dormir juntos puede ser una decisión que aporte muchos beneficios para ambos. Eso sí, conviene mantener una buena higiene y llevar al día su cartilla de vacunación y desparasitación. Y si observamos que la calidad de nuestro sueño se altera, hay que buscar alternativas para que los gatos puedan dormir cerca de nosotros sin perturbar nuestro descanso. 

Lo que está claro es que si tu gato elige dormir encima de ti puedes estar satisfecha porque esto no significa otra cosa que la que a cualquier de nosotras nos gusta leer: que nuestro gato nos adora y busca nuestra compañía. 

- Leer más: Gatos en la cama: riesgos para la salud

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie