gato-escondido

Estas son razones por las que un gato se esconde

Hay muchas razones que justifican este comportamiento. Principalmente, que es un gato y los felinos necesitan lugares inexpugnables para ser felices.

por Nuria Safont

Por qué los gatos se esconden es una pregunta que nos hacemos todos los que compartimos nuestra vida con un felino. A veces nos puede asustar, ya que sabemos que los gatos se esconden para morir. Pero esta no es la única razón por la que nuestro minino busca un lugar para apartarse de la mirada ajena. Y la razón no tiene por qué preocuparte siempre. Aunque hay ciertos comportamientos y gestos que sí demandan tu atención. 

¿Por qué los gatos se esconden?

"El gato se esconde porque es a la vez predador y presa", nos cuenta Mónica, de la Clínica Veterinaria Espartales, en Alcalá de Henares. En estado natural, se esconde ante el predador para que no se lo coman, y ante la presa para pillarla por sorpresa. "En casa el gato se esconde porque en ese lugar que ha elegido se siente seguro. Y cuánto más pequeño sea el espacio, mejor", continúa la experta.

Verás que escoge todo tipo de lugares. Por ejemplo, en cajas a modo de juego o se mete debajo de las sábanas. "Si queremos saber por qué lo hace, no hallaremos explicación ¡es un gato!", afirma la veterinaria. De hecho, no podemos preguntarnos 'cuándo no es normal que se esconda' exactamente porque es un comportamiento propio del gato.

"Hay muchos matices: si el gato viene nuevo a casa se esconderá hasta que se sienta seguro. Cuando vengan visitas, hará lo mismo. Siempre hay que tener en cuenta que el gato adulto necesita un periodo de adaptación (el gatito no, se acostumbra a todo rápido), entonces hay que dejarle su espacio, ponerle cajas para que se meta y sitios en alto porque les gusta mirar todo desde arriba (si hay presas, las detectan rapido y no son cazados por otros depredadores", explica. Eso ocurre en su hábitat natural. Y en casa, debería ser igual, al menos, hasta que el gato tenga confianza y sepa que nuestro hogar es también un lugar seguro para él. 

Por ello, hay que procurar que en casa tenga lugares altos para controlar el territorio y dominar la habitación. Un lugar 'inaccesible' para que aislar, algo que redundará en una mejor calidad de vida para él y para el resto de la familia. Además, si les facilitas lugares seguros para él, evitarás que escojan otros que puedan suponer un peligro para su vida como detras de los electrodomésticos o en los huecos de un sofá cama.

¿Cuándo nos tenemos que preocupar? 

Como vemos, que un gato se esconda es algo normal. Pero sí debemos prestar atención a algunos comportamientos para estar seguros de que no les pasa nada malo. Por ejemplo, si nuestro gato se esconde un buen rato, pero cuando sale juega, come, bebe y sus deposiciones son normales, no debemos preocuparnos. Pero si el gato pasa todo el tiempo escondido, sale solo cuando no nos ve cerca, no juega y tiene otras actitudes como orinarse fuera de su arenero o dejar sus excrementos por toda la casa, entonces sí debemos consultar con un veterinario, porque son señales de que al gato le pasa algo: alguna enfermedad o está muy estresado

Puede tratarse de dolencias leves, pero que le ocasionen molestias y hagan que se sienta desasosiego y ansiedad. Puede que simplemente se deba a que nuestro gato ya se está haciendo mayor y sufra problemas en las articulaciones o los huesos. O, también, que tenga alguna enfermedad típica de los felinos, como cálculos, infección urinaria o problema renal. Por ello, hay que hablar siempre con el veterinario para que nos oriente sobre qué debemos hacer o si es necesario que acudamos a la clínica para una exploración. 

En resumen: hay distintos motivos por los que un gato se esconderá

  • Busca seguridad y control: para estar preparado por si aparece una amenaza que ponga en peligro su vida o para pasar lo más desapercibido posible para 'cazar' cualquier presa. Aunque sea una hormiga que ha entrado en tu casa. 
  • Se siente estresado: algo que ocurre, sobre todo, cuando acabas de adoptar un gato adulto. Hasta que se sienta confiado, buscará lugares donde esconderse. 
  • Necesita relajarse: por ello se esconde en aquellos lugares en los que nadie le va a molestar. También si acabáis de llegar de un viaje o del veterinario. O si quiere dormir seguro. 
  • Está enfermo: hay que contemplar esta posibilidad, ya que los gatos se esconden cuando no se encuentran bien, cuando algo les duele. De hecho, si tu gato no busca escondites habitualmente, pero lo hace un día o varios, ponte en alerta. De aquí que se diga que los gatos se esconden cuando van a morir. En realidad, lo que hacen es buscar un lugar seguro para que nadie les moleste porque se sienten muy mal. Pero no porque sepan que van a morir. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie