Lo que te dice tu lengua de tu estado de salud

Observa su aspecto, si hay inflamación, manchas, un color blanquecino o amarillento porque todas estas señales pueden ser síntomas de algún problema de salud

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

La lengua es un órgano de máxima importancia para disfrutar de una buena salud pues se trata de un elemento vital en dos funciones trascendentes para nuestro bienestar. Una de ellas es la de la fonación, la de emitir sonidos, vocalizar las palabras, hablar y gesticular, la otra es en la alimentación, la de molturar, deglutir e ingerir los alimentos, además de contener las papilas que trasmiten el sentido del gusto. Pero, también, observar su aspecto te puede dar pistas de cómo está tu salud, puesto que algunos trastornos pueden provocar alteraciones en la lengua. Antes, veamos qué es esta parte de nuestro cuerpo y cuáles son sus funciones. 

La lengua está formada por tejido muscular y recubierta por una importante mucosa, la lengua se encuentra dentro de la boca implantada en la base de la cavidad oral. De forma triangular y de estructura piramidal se sujeta en la base a través del hueso hioides y sus músculos, que están considerados como los más potentes del cuerpo humano en relación a su tamaño, la hacen ser muy retráctil, móvil y muy elástica. En su cara superior se encuentran las papilas gustativas y en su cara inferior, el frenillo y las glándulas salivares sublinguales.

Un nuevo síntoma de coronavirus: la 'lengua COVID-19'

 

¿Cuáles son las funciones de la lengua?

Como órgano sensorial, la lengua, que posee en las papilas filiformes la capacidad para detectar temperatura y consistencia, es muy utilizada por los bebes y niños pequeños para explorar el mundo que les rodea. Sus funciones más importantes son las de distinguir los diferentes sabores, para lo cual utiliza las papilas caliciformes para el sabor amargo, las papilas fungiformes para el sabor dulce y las papilas foliadas para el sabor salado. Además, dirige la masticación, moltura los alimentos e inicia la deglución.

Interviene de forma decisiva en la emisión de sonidos, la fonación y la pronunciación de las palabras, pero además sirve para silbar, sorber y lamer. Se usa en muchas ocasiones para expresar emociones y como manifestación de los estados de ánimo, sobre todo en la sorpresa, la alegría y la burla. Asimismo, debido a la existencia de su tejido linfático, entra a formar parte del sistema defensivo ante los microorganismos que están presentes en la cavidad oral.

10 chequeos que pueden detectar a tiempo un problema de salud

Patologías de la lengua

Existen diversas enfermedades que pueden afectar directamente a este órgano. 

  • Macroglosia. Lengua más grande en relación a la cavidad oral. Crea problemas de espacio, masticación, babeo, pronunciación y/o deglución.
  • Microglosia. Menos frecuente. Lengua más pequeña de lo normal. Altera la pronunciación y la deglución.
  • Disgeusia. Dificultad para distinguir los sabores. Ineficacia o escasez de las papilas gustativas.
  • Ageusia. Ausencia del sentido del gusto.
  • Candidiasis. Enfermedad infecciosa producida por un hongo conocido como cándida albicans. Se la conoce también por “Muguet”.
  • Lengua geográfica. Es una enfermedad inflamatoria de la mucosa lingual que tiene diversos orígenes y se caracteriza por una imagen de las papilas linguales como si fuera un mapa.
  • Liquen plano. Lesión de la mucosa lingual de origen inflamatorio.
  • Cáncer de lengua. De células escamosas. El diagnostico precoz y su localización mejoran mucho el pronóstico.

Qué son las aftas y cómo debes actuar si tienes 

 

La lengua en enfermedades sistémicas y metabólicas

La lengua puede ser un indicador sensible y precoz de muchas enfermedades que afectando a otras partes del cuerpo pueden ocasionar síntomas en el aspecto, el color, el tamaño y la movilidad de la lengua.

Enfermedades como la escarlatina con su lengua color frambuesa; el VIH con la existencia de manchas blancas por la candidiasis; las enfermedades sistémicas con inmunodeficiencia, el lupus eritematoso, las glositis (inflamación) que acompañan a las estomatitis en las infecciones víricas; las enfermedades carenciales con hipovitaminosis; el color pálido y blanquecino en la anemia; la lengua saburral (recubierta de un color blanquecino o amarillo) en las patologías digestivas y el color amarillento en las hepatitis son algunas enfermedades en las que la lengua se altera y puede indicarnos el inicio o la existencia de una patología en otra parte de nuestro organismo.

Las alteraciones en la movilidad de la lengua, las desviaciones en sus movimientos o la parálisis de la lengua son síntomas que pueden manifestar graves enfermedades del sistema nervioso central, incluyendo los ictus y las enfermedades neurológicas.

Qué es un ictus y por qué hay que actuar con rapidez

¿Qué cuidados necesita la lengua?

Desafortunadamente, la higiene de la lengua la tenemos un poco abandonada y debería ser diaria y pareja a la realizada con la dentadura. Existe un cepillo especial conocido como rastrillo lingual que deberíamos utilizar a diario para su limpieza y así evitar los problemas linguales. El uso regular de colutorios y la realización de enjuagues con antisépticos buco-faríngeos son una práctica muy beneficiosa.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie